¡Trabajadora de local fue ‘escopolaminada’!

0

Desorientada fue como quedó la administradora de un local comercial de la localidad, la mujer fue ‘escopolaminada’ por una delincuente que llegó con el supuesto final de comprar unos productos, pero lo que realmente hizo fue repudiable: se aprovechó de la confianza de la vendedora y la drogó para proceder a sustraer dinero en efectivo del negocio. ¡Trabajadora de local fue ‘escopolaminada’!.

¡Trabajadora de local fue ‘escopolaminada’!. https://laprensa.com.ec

Un robo. Una vez más en pleno centro de la ‘Sultana de los Andes’ se registró un hecho lamentable, pues, una joven se aprestaba a atender como de costumbre a una clienta que llegó hasta la heladería que administra, pero fue ‘escopolaminada’. Al quedar inconsciente, la mujer perdió la noción de la realidad y fue así como el delincuente aprovechó el estado vulnerable de su víctima y se llevó 300 dólares en efectivo de este negocio.

A plena luz del día. Eran cerca de las 13:30 del jueves cuando la ladrona ingresó al negocio, de acuerdo a lo comentado por la víctima a vecinos que la asistieron. Ella llegó a la heladería y comentó que era trabajadora de un hotel que se encuentra en esta zona. Posteriormente, procedió a cancelar el valor de los helados y fue desde ahí que la dependiente del negocio ya no recuerda nada. En esos instantes, la antisocial robó dinero en efectivo que se encontraba en la caja de la heladería, la cual se encuentra entre las calles Diez de Agosto y Magdalena Dávalos, en el centro urbano.

Pilla y mentirosa. Antes de cometer sus fechorías, la delincuente ingresó al hotel contiguo a la heladería, con el objetivo de sostener su mentira de que labora en este sitio. Pero con lo que ella no contaba es que en este lugar hay cámaras de vigilancia, las mismas que captaron su intento por confundir a su desafortunada víctima.

Quedó grabada. El negocio turístico facilitó esta evidencia con la finalidad de que se pueda identificar a la mujer, quien se atrevió a entrar hasta las instalaciones de la cocina del hotel, de donde salió de manera inmediata.

Vecinos ayudaron. A los pocos minutos, tanto personal del hotel como de otros negocios salieron asustados de los negocios por el llamado de auxilio de la joven a quien la astuta delincuente había despojado el fruto de su arduo y sacrificado trabajo.

Testimonio. “La chica dice ‘me robaron’, yo tengo mi local al lado y con varios vecinos la auxiliamos y comenzamos a buscar si la señora estaba por ahí, pero ya había huido. Luego llamamos al 911 y después llegó la Policía y ellos llevaron a la chica al hospital para desintoxicarla de la escopolamina”, indicó un vecino del local comercial afectado.

Malestar. Varios vecinos de esta importante zona céntrica de la ciudad están preocupados por este hecho delictivo suscitado en un comercio, ya que cualquiera de los emprendedores de la urbe podrían ser víctimas de esta antigua modalidad de robo.

Seguridad. Aunque agentes policiales llegaron al sitio del robo y asistieron a la persona afectada, comerciantes solicitan que se haga más trabajo preventivo como recorridos constantes para que “cuando haya una emergencia lleguen pronto y se pueda atrapar a los ladrones”.

Misma modalidad. El pasado trece de julio una joven fue víctima de la inseguridad bajo esta misma modalidad de robo. Ella, asimismo, fue abordada por varias personas, entre ellas una mujer, quien le entregó un papel y en cuestión de segundos ya estaba desorientada.

La afectada llevó a los delincuentes hasta su vivienda, donde les entregó cerca de aproximadamente cuatrocientos dólares. La joven, aún afectada, indicó que ella solo recuerda haber subido a un taxi en el que llegó hasta el centro de la ciudad después de haberle dado su dinero a los delincuentes.
La víctima llegó hasta las inmediaciones de una institución financiera ubicada entre las calles Primera Constituyente y García Moreno, donde fue contactada por sus familiares. Personas que notaron afectada a la mujer llamaron al Sistema Integrado de Seguridad ECU-911 y, posteriormente, llegó una patrulla con agentes de la Policía Nacional y personal del Ministerio de Salud Pública, quienes estabilizaron a la joven en una ambulancia de la institución.
Para saber. Finalmente, la víctima de ‘escopolaminamiento’ fue llevada por la Policía junto a sus progenitores hasta una dependencia judicial para asentar la respectiva denuncia de este nuevo hecho delincuencial en la urbe.
Otros casos. “Es una banda la que está haciendo eso. Lo mismo han hecho por el parque Infantil hace varias semanas. La Policía Nacional debe investigar”, dio a conocer un lector de este medio de comunicación local.
Criterio. “Hay que tener cuidado cuando se va a sacar dinero y más cuando son altas cantidades porque ellos a uno lo siguen”, advierte otro lector de su Diario La Prensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.