Rompenucas y levantamuertos los de María, en La Merced

0

Rompenucas y levantamuertos los de María, en La Merced, los mismos que guardan una historia paralela a la vida misma del lugar

Rompenucas y levantamuertos los de María, en La Merced
Rompenucas y levantamuertos los de María, en La Merced.http://laprensa.com.ec

Rompenucas y levantamuertos los de María, en La Merced, los mismos que guardan una historia paralela a la vida misma de este espacio de comercio.

Desde muy pequeñita su madre, Marina Montenegro, una de las fundadoras del mercado del barrio de La Merced, la llevó al que sería más tarde su medio de sustento.

Doña Marina tenía su puesto de jugos en este mercado, ello por muchísimos años, cuenta llena de orgullo, denotando un amor por el lugar.

“Mi mami comenzó a vender fresquitos, porque nos contaba que no había licuadoras, y cuando empezaron a salir eran muy difíciles de adquirir, por ello vendía el fresco hecho a mano”.

El fresco se hacía con hielo del Chimborazo, con el que se elabora el tradicional ‘rompenucas’.
“A ella le traían los bloques, las mulas de hielo”, afirma.

¿Mulas? Sí. Consisten en 2 bloques grandes de hielo, y mi mami cogía cinco a diez bloques, y los tenía guardados a la vueltita del mercado.

Todos los días traía o llevaba a guardar el hielo que necesitaba, algo muy sacrificado.

Rompenucas y levantamuertos los de María, en La Merced

Hielo traído por Baltazar Ushca, el 'Último Hielero del Chimborazo'
Hielo traído por Baltazar Ushca, el ‘Último Hielero del Chimborazo’.http://laprensa.com.ec

“Yo me crié aquí desde tiernita”.

¿Qué tan tiernita? “Mi mami me contó que me tenía en una bateíta y me mecía con el pie para que yo no llore y se dedicaba a vender, y me contaba con mucha nostalgia y emoción”.

María ya tiene 52 años, y enfatiza con amor: “¡llevo toda mi vida en el mercado!”.

Su niñez fue en el mercado, pasaba ratos-ratos y el resto se iba a pasar en el Colegio Salesianos centro, pues allí había juegos infantiles, hasta que su madre la iba a retirar.

“Fue una niñez muy bonita. Soy hija única, por eso buscaba amigos en el mercado”.

Su adolescencia también fue muy bonita, e igual la pasó en su “segundo hogar”, el mercado ‘Mariano Borja’, “por eso me siento identificada y parte de su historia”, enfatiza.

Lea también: Las tradicionales papas con cuero del estadio

En el mercado La Merced ha pasado casi toda su vida

Los 'jugos verdes', una de las especialidades de María
Los ‘jugos verdes’, una de las especialidades de María.http://laprensa.com.ec

“Mi mami ya estaba viejita y dejó el mercado a los 83 años, luego falleció de 93 años, y ahí me puse al frente del negocio, y ya estoy unos 40 años, y gracias a Dios todo muy bien”.

Afirma que el estar al frente se le hizo bonito, pues, como ya tenía mucha experiencia no le cogió nada de nuevo.

Su estancia ha sido agradable con quienes considera son su familia, sus compañeras de trabajo.

“Yo trato de llevarme bien con mis compañeras, trato de unir a mis compañeras”, anota.

Toda su vida ha tratado muy bien a los clientes, con amor, cariño y respeto, como su mami lo hacía y le enseñó siempre: tratar muy bien para que ellos regresen y hablen sobre el servicio.

“Así, hay clientes que me buscan. ‘¿Dónde está la Doña Mary? ¿Dónde está la Doña Mary?”, preguntan, e incluso no consumen si no me encuentran, y me lo dicen delante de todos, y eso me hace muy feliz”.

Lea también: Joven emprendedor de cevichochos sueña con un gran futuro

Deliciosos jugos que son muy solicitados

Oferta jugos con hielo del Chimborazo, estos de: coco, guanábana, mora, naranjilla, alfalfa y la deliciosa malta con huevo.

Pero también prepara los tradicionales levantamuertos y el rompenucas.

¿Qué es el rompenucas? Es el juguito licuado con el hielo del Chimborazo y queda como granizado, se toma de una y le rompe la nuca. Sonríe.

¿Y el levantamuertos? Lleva malta, borojó, alfalfa, huevito de campo y algarrobina. ¿Y qué levanta? ¡Le levanta el ánimo, le levanta el ánimo!, dice María y suelta una sonora carcajada.

¿Algún pedido especial? “Sí, me han venido a que les dé preparando los ‘jugos verdes’, y uno se le prepara como lo desee, yo no tengo ningún problema en complacer a mis clientes”.

El buen jugo tiene un secreto… “Ponerle mucho amor al trabajo, mucho, mucho amor, pero no ese de palabras, sino de todo corazón”.

Lea también: Comida en Riobamba: La Merced reconocida por sus ricos llapingachos

Doña María, ¿algo más que contarnos?

“Tengo cuatro hijitos que les he criado con este negocio, a los que les he educado y ahora ya tienen una profesión, algo que me llena de mucha alegría y por lo que doy gracias a mi Dios”.

Al finalizar, Doña María invitó a la ciudadanía a que la visiten en el mercado de La Merced, “al puesto N°10, aquí está mi foto, e incluso está la pancarta, búsquenme, me llamo María Orozco”.

¿Por qué? “Porque estaré gustosa de atenderles con mucho amor, cariño, respeto y deliciosos juguitos con el hielo del Chimborazo, al interior de los hornados, no se van arrepentir”.

Rompenucas y levantamuertos los de María, en La Merced. Los recomendamos.

Siempre con una hermosa sonrisa, María le atenderá gustosa
Siempre con una hermosa sonrisa, María le atenderá gustosa.http://laprensa.com.ec

Lea también: La gastronomía promueve el turismo

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí