La política no es solo para llenarse los bolsillos

0
La política no es solo para llenarse los bolsillos, menciona André Romero. https://laprensa.com.ec

En el buen sentido de la palabra, la política es para servir a los demás, pero ahora las cosas han cambiado, muchos piensan que la política es para enriquecerse y llenarse los bolsillos, menciona André Romero. 

¿Por qué a las personas les gusta candidatizarse para los procesos electorles de nuestro país?
Actualmente, vivimos un tema que nos agobia: la corrupción, que es una pandemia que se suma al problema de la emergencia sanitaria que vivimos por el Covid-19.

Es de conocimiento público que la mayor parte de los actos de corrupción se está convirtiendo por parte de todas las instituciones o de la institucionalidad del Estado en sí.

Creo que en este tema de las elecciones no se está valorando el tema meritocrático, el tema académico, el tema de servir a la comunidad o el arte de servir al pueblo que deposita el voto. 

¿Qué se está priorizando en la actualidad?
Estamos viendo como un camino y una salida ante un problema que todos lo tenemos y que todos lo conocemos cuál es el tema económico, lo vemos como una puerta para tener ingresos y para servirnos. Ahora ya no es solamente alcanzar el poder, porque antes era lograr el poder para desde ahí sentirse egocéntricamente bien y económicamente estable.

¿Qué aspiran quienes quieren llegar al poder?
Ahora estamos viendo que todas las personas, que han participado de ella es prácticamente para tener recursos económicos, piensan que la política está destinada para llenarse sus bolsillos y no para servir al pueblo; vemos que los candidatos a asambleístas están lanzándose personas que poco o nada han contribuido con la sociedad, son figuras deportivas, figuras de la televisión, de la farándula, mas no gente que se ha dedicado a la lucha porque se cumplan los derechos. 

Entonces, ¿no queda duda que buscan el poder más por el dinero?
Mi punto de vista es que la ambición es el factor económico, quieren llegar al poder para desde ahí servirse; vemos toda la institucionalidad del Estado que se ve sumida en esta desgracia, en esta pandemia… hay sobreprecios en obras, contratos a dedo que se adjudica a personas particulares por parte del Estado. Ahora todas las personas ven a la política solo como una salida económica. 

¿Qué hacer para formar verdaderos líderes?
Somos parte de una generación joven, yo no estoy interesado en participar en elecciones populares, aunque sí me han propuesto en algunas ocasiones; pero, qué importante que las nuevas generaciones, que somos el presente y el futuro, ya empecemos con una ideología y una escuela política; es muy importante el tema educativo y el tema de la formación política, una escuela de líderes… en realidad, ésta sería una de las opciones que tendríamos los políticos antiguos y la nueva generación. 

¿Hace falta tomar conciencia de lo que está sucediendo en el Ecuador?
Es indispensable que tengan un poco de conciencia social, que tengamos un poco de humanismo, que tratemos de que con nuestro contingente, que con la capacidad que tiene la juventud se pueda ser un aporte al verdadero cambio de la sociedad. 

¿Por dónde tendría que empezar el cambio?
El cambio tiene que darse de manera estructural, no se puede decir que de aquí a las elecciones ya está solucionado con un nuevo partido político o con un partido ya conocido, eso es mentir a la ciudadanía, venimos de procesos electorales que en realidad nos han demostrado que ha existido este sistema fallido; la nueva generación tiene que empezar a educar a marcar una línea ideológica, que no solo se apegue a si es de izquierda o de derecha sino que vaya acorde a las necesidades de la sociedad actual que vive este momento. 

¿Las transformaciones no se logran con el cambio de personas en el poder, sino con nuevas estructuras en las funciones del Estado ecuatoriano?
Los cambios tienen que ser estructurales, porque no se logran con el cambio de un alcalde, de un concejal, con nuevo asambleísta o con un nuevo presidente de la República, debemos tener una actitud positiva, de que sí vamos a lograr los cambios, recordemos que hace falta formación política para que aparezcan los nuevos líderes que luchen para evitar que los ricos sigan siendo más ricos y los pobres más pobres, y esto hay que cambiar. Las políticas gubernamentales tienden a favorecer solamente a los grandes empresarios, la mano de obra es muy barata, no hay trabajo y se suma la inseguridad que existe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí