¿Cuándo se debería cambiar a luminarias led con telegestión en Riobamba?

0

Manuel Otorongo, ingeniero eléctrico, economista, con una Maestría en Redes Eléctricas Inteligentes y magíster en Redes y Telecomunicaciones, con más de veinte años de experiencia en el sector eléctrico, responde a algunas inquietudes técnicas con respecto a las luminarias led con telegestión.


“se debe cambiar a led cuando el ahorro llegue a 60 por ciento”, ingeniero eléctrico Manuel Otorongo. https://laprensa.com.ec

¿Cuáles son los be- neficios que se obtienen al realizar el cambio de luminarias de Sodio (Na) por luminarias LED (Diodo Emisor de Luz)?

El principal que debería tener es un efecto en el costo de la tarifa de alumbrado público que pagamos todos los usuarios.

En estos últimos años (2018-2020) en el Ecuador, en las empresas eléctricas de la Sierra principalmente, se ha iniciado una campaña agresiva de reemplazo de luminarias de Sodio por luminarias LEDs, y esta actividad de estas empresas eléctricas debe reflejarse en el Estudio de Costos del Sistema de Alumbrado Público General (SAPG) que realiza la Agencia de Regulación y Control de Electricidad (exArconel), encargada de fijar las tarifas de energía eléctrica y de alumbrado público, por las siguientes razones:

  1. Las empresas eléctricas van a comprar menos cantidad de ener- gía para su sistema de alumbrado público; y,
  2. Las empresas eléctricas deben reflejar un costo menor en actividades de operación y mantenimiento. Existen otros beneficios también cuantificables, que por ahora no lo voy a mencionar, pero esto que acabo de indicar se podrá verificar en el estudio de costos de la tarifa de alumbrado público para el año 2021, así sea con unas décimas o centésimas de centavos de dólar, menos.
  3. El otro factor importante, cuantificable y medible, comprende los producidos por ahorro de energía y de actividades de mantenimiento. En Europa, que es una región donde se ha dado un gran impulso a este tipo de proyectos, principalmente por reducir los niveles de CO2 (Plan 20 20), los porcentajes de ahorros van desde el 60% hasta el 70% (incluida la telegestión) y con períodos de recuperación de la inversión menores a cinco años. En esta región, en proyectos ejecutados se llegan a reemplazar luminarias existentes de sodio con luminarias LED de hasta el 40% de su potencia inicial en vatios, por ejemplo, poniendo números, si en el Ecuador se utilizara este mismo tipo de luminaria, una de Sodio de 400 vatios en potencia se reemplazaría con una luminaria LED de 160 vatios; una de Sodio de 250 vatios se reemplazaría con una de 100 vatios tipo LED.

Ud. menciona los casos de Europa, pero en Ecuador y en ciudades como las nuestras, ¿que parámetros deberíamos considerar en cuanto a retorno de la inversión y al porcentaje de ahorro energético?

En el mundo se consideran criterios muy similares que los citados en el área de Europa mencionado como ejemplo. Ecuador debe manejar los mismos criterios, es decir, los porcentajes de ahorros tienen que estar entre el 60% hasta el 70 (incluida la telegestión) y con períodos de recuperación de la inversión menores a 5 años. El reemplazo de una luminaria de sodio debe ser reemplazada con una luminaria LED, que en potencia en vatios debe ser de hasta 40% de su potencia inicial, es decir, una reducción del 60 por ciento.

¿Es conveniente la implementación de la Telegestión en los sistemas de Alumbrado Público?

Este tipo de sistemas se enmarca dentro del concepto global de SMART CITY (Ciudad Inteligente), aplicado a las redes eléctricas, lo que se conoce como SMART GRIDS (Redes Inteligentes).

Un sistema de Telegestión ayuda, indudablemente, a mejorar el servicio de cualquier actividad, pues, reduce una cantidad de costos y esta pandemia nos ha enseñado esto, por ejemplo: las ventas, los trámites, los reclamos, los pagos, los cobros, entre otros, que se rea- lizan en línea (ON-LINE) reducen lo que se llama el costo de ventas en las Empresas.

Un sistema de telegestión produce un efecto similar en la gestión del alumbrado público de las empresas eléctricas, lo cual es totalmente medible y cuantificable. Por ejemplo, permite realizar una gestión energética con una consecuente disminución del consumo de energía del alumbrado público (eficiencia energética); otra ventaja es que permite detectar fallas de las luminarias sin necesidad de recibir reporte de daño por un cliente.

Por motivo de mi investigación “Análisis de la Factibilidad Técnica- Económica de la implementación del Alumbrado Público Inteligente en el Ecuador”, he encontrado que uno de los principales inconvenientes de este tipo de sistemas, es que no son abiertos (a futuro lo serán, tal como ha ocurrido con otros sistemas que se utilizan el sector eléctrico).

Lo que quiero decir es que cada proveedor tiene su propio sistema de Telegestión, para clarificar el concepto pongamos un ejemplo: Si la Empresa A tiene un sistema de telegestión (incluido las luminarias) con el proveedor A, y si a futuro esta misma Empresa con nuevos proyectos de iluminación con luminarias tipo LED de un proveedor B, estas luminarias (proveedor B) no podrán ser controladas por el sistema de telegestión disponible (proveedor A), se tendrá que adquirir el sistema de telegestión propio del proveedor B.

Resumiendo, significa que el hardware (luminarias) del proveedor A no puede ser controlado por el sistema (software) del proveedor B. Este aspecto es muy importante al momento de tomar la decisión de implementar este tipo de proyectos de telegestión de Alumbrado Público.

En la República del Ecuador, los proyectos de telegestión del alumbrado público deben enmarcarse en lo que es el proyecto SIGDE (Sistema Integrado de la Gestión de la Distribución) del Ministerio de Energía, para evitar que sistemas de telegestión propios de determinados proveedores sean desechados (que ya sucedió con los sistemas SCADA de las Empresas Eléctricas del Ecuador), si miramos con una visión futurista de una gestión integrada del sistema de alumbrado público a nivel del Ecuador. O, debería esperarse que estos sistemas vayan evolucionando a ser sistemas abiertos como explique anteriormente, lo cual ya se vislumbra en el corto plazo.

Ud. como profesional de la Ingeniería Eléctrica, cuando cree que las ciudades deben invertir en luminarias LED con Telegestión, tomando en cuenta, como Ud. indica, que hasta este momento las empresas que ya lo hicieron van a incrementar sus costos en el manejo por cuanto se adquirieron a diferentes proveedores, y cada uno tiene su propio software. Para comprensión de la ciudadanía, ¿qué significaría tener dos, tres o cuatro proveedores? y ¿cómo se solucionaría a futuro este tema nos referimos a la homologación?

Como mencione anteriormente, un problema actual de la telegestión del alumbrado público, es que no son sistemas abiertos, es decir que los elementos de un proveedor no puedan interactuar por el sistema de otro proveedor. Esto a futuro tiene sus inconvenientes:

1. Que cierta empresa eléctrica, cualquiera que ésta sea, podría tener diferentes sistemas de telegestión, es decir, si tiene diez proveedores, tendrá diez sistemas distintos, en definitiva, uno por cada proveedor.

2. Necesitará mayor infraestructura física, pues, cada sistema de éstos tiene su propio equipamiento y requiere un espacio.

3. Incrementará costos de mantenimientos, pues, cada sistema de telegestión necesita esta actividad en forma anual.

4. Personal adicional para administrar y operar este tipo de sistemas. Estos cuatro inconvenientes que he mencionado, pues, existen otros, se vuelve contradictorio con el objetivo de disminuir costos de operación y mantenimiento del alumbrado público en este tipo de proyectos. Se debe pensar en una gestión integral en la gestión del alumbrado público en el Ecuador, que le convierta en un sistema flexible e inteligente, enmarcado en el concepto de SMART GRIDS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.