Plantón por las víctimas de asesinato

0

Ha pasado más de un año desde que un joven padre de familia murió, víctima de asesinato. Los asesinos, sin piedad ni remordimiento alguno no dudaron en arrebatarle la vida. La víctima de este delito se llamaba René Valla. Era muy querido por sus familiares y amigos. Su suegra, Juana T., recuerda que su yerno era un hombre trabajador, amable y que adoraba a sus hijos.

asesinato

Detalle. Esta mujer aún se encuentra consternada por la irreparable pérdida de quien fue el esposo de su hija y padre de dos de sus nietos que no pudieron crecer de la mano de su progenitor.

Sobre el caso de Valla

Piden justicia. Ahora, la familia de René Valla apela a los funcionarios de justicia para esta muerte no quede impune, pues si algo tienen claro es que por muy alta que sea la sentencia para los dos implicados en la muerte de este hombre trabajador, él no volverá a abrazar a sus allegados porque despiadados hombres le cegaron la vida.

Más de un año. Fue precisamente en este contexto que algunos allegados Valla llegaron hasta los exteriores de la Unidad Judicial Penal con la finalidad de pedir que este caso se resuelva porque ha transcurrido más de un año de aquel fatal deceso y aún no se ha condenado a las personas sospechosas.

Audiencia. En el interior de esta dependencia pública se desarrollaba una audiencia de juicio, la cual se lleva en contra de dos ciudadanos de nacionalidad colombiana, quienes fueron atrapados por la Policía Nacional a menos de un mes de la muerte violenta de este padre de familia.

Exigencia. Los carteles con consignas de petición de justicia fueron evidentes durante esta jornada, en la cual también se alzaron voces para rechazar la violencia y exigir que se termine este caso que ha dejado destrozada a una familia.

El asesinato más reciente

En la lucha. Muchas de las personas que llegaron hasta este sitio son de la parroquia rural Calpi, localidad de donde es oriunda la familia de este infortunado, cuya vida se extinguió el 13 de septiembre del año anterior cuando se encontraba con una alta suma de dinero entre las calles Larrea y Boyacá.

Penurias. Maribel M., esposa de Valla, no solo ha tenido que enfrentar la dura ausencia de su esposo sino que también ha tenido que aprender a desempeñarse como “padre y madre”, según confiesa su madre.

Dos pequeños. La joven mujer tiene dos hijos, uno de 13 años y otro de 2, este último era apenas un bebé cuando fueron víctimas del asesinato del hombre que le dio la vida. Las dificultades no se han hecho esperar, ya que ahora Maribel M. debe sacar fuerzas de su interior para sacar a sus hijos adelante. Asimismo, ella lucha por justicia para su esposo y es por ello que desde su crimen se ha mantenido fuerte para estar pendiente de cada proceso en torno a este triste hecho que marcó su vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.