El Código de la Salud debe garantizar la efectividad de los medicamentos, y las farmacias deben tener profesionales farmacéuticos, pero no hay control de calidad de los medicamentos, dijo Carlos Espinoza, presidente del gremio. 

No hay control de calidad del medicamento, dijo Carlos Espinoza, presidente del gremio. https://laprensa.com.ec
No hay control de calidad del medicamento, dijo Carlos Espinoza, presidente del gremio. https://laprensa.com.ec

¿Qué nos puede comentar sobre el Código de la Salud que está en manos del presidente Lenín Moreno Garcés para su veto o aprobación?
En el área relacionada con el desempeño laboral de los bioquímicos farmacéuticos se ha visto que existen algunas falencias, en su debido momento acudimos hasta la Asamblea para dar nuestras observaciones, no solamente desde lo profesional sino también de lo académico, estuvimos con las carreras de Bioquímica y Farmacia del país, para hacer notar algunos puntos positivos que deberían ser incluidos dentro del Código de la Salud, entre ellos el proceso de profesionalización de los establecimientos farmacéuticos. 

¿Qué habría que tomar en cuenta para mejorar?
La mayor parte de países desarrollados del mundo tiene profesionalización de los servicios farmacéuticos como en Estados Unidos, Francia, Alemania, China, en todos los lugares para abrir los establecimientos farmacéuticos debe existir el asesoramiento de un profesional a cargo o como propietario, pero esto no suceden en el país. 

¿En el Ecuador las farmacias tienen o no profesionales farmacéuticos?
En nuestro país hay un proceso mediante el cual, cualquier persona puede ser propietaria de un establecimiento farmacéutico, lastimosamente, eso ha ayudado a que el Ecuador sea uno de los principales países donde existe un problema de automedicación y esto ha generado alteraciones a la salud de la población, mayor índice de mortalidad y mayor ocupación de centros hospitalarios, y esto ha hecho que la salud de la población a nivel de nuestro país se vea bastante mermada, uno de los principales procesos en los cuales estamos complicados, es la resistencia a los antibióticos, éste es un problema que si bien es mundial, en nuestro país es uno de los problemas más álgidos que tenemos.

En algunos pacientes ya no existen antibióticos que se pueda suministrar porque ya son resistentes a todo, entonces, en unos años más, si no se controla, vamos a tener el riesgo que nuestra población tienda a morir por un simple resfriado, por una afectación a nivel de la piel, a nivel digestivo, porque los medicamentos que se utilizan para estas afecciones ya no van a ser útiles, por eso solicitamos que se profesionalicen los establecimientos químicos farmacéuticos, para que el profesional en la rama sea quien asesore al paciente acerca del medicamento, cosas tan básicas como en qué momento tomar el medicamento, ya sea con las comidas, antes de las comidas o después de las comidas; esto no lo hace un dependiente de la farmacia, en cambio el profesional si está en capacidad y vamos a ver que este proceso es esencial para la efectividad del medicamento que suministra el paciente. 

¿Qué otro aspecto les preocupa este momento?
Lo que queremos enfocar es en el control hacia los medicamentos genéricos, somos uno de los pocos países a nivel del mundo que no exigimos una prueba que se denomina la bioequivalencia, esta prueba hace una evaluación de la efectividad terapéutica del medicamento en pacientes.

¿Quiénes deberían exigir en el país la prueba de bioequivalencia que Usted menciona?
Eso deberían hacer las empresas farmacéuticas que comercializan estos productos antes de comercializarlos, la mayor parte de países dentro de sus normativas exige este tipo de certificación de bioequivalencia, pero nuestro país no lo exige. Por lo tanto, no sabemos si llegan medicamentos que sí cumplen o no con el efecto terapéutico deseado por los pacientes. 

¿Qué diferencia hay entre un medicamento genérico y comercial?
La diferencia está en que el comercial sigue muchos estudios invitro -estudios en vivo-en pacientes para comprobar su efecto terapéutico, los efectos secundarios, todas las posibilidades buenas o malas que tiene un medicamento, tal cual como lo estamos teniendo con la vacuna para el coronavirus.

En el caso de los genéricos no se realiza estos estudios, solamente se copia la fórmula con la cual fue elaborado el medicamento comercial y se la réplica, cambiando algo que se conoce como los excipientes, es decir, los compuestos que le acompañe al componente básico. El Código debe garantizar la efectividad de los medicamentos y la seguridad de las farmacias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí