Nada reemplaza al contacto directo

0
Nada reemplaza al contacto directo, Gilberth Llerena, rector de la Unidad Educativa “José María Román” https://LAPRENSA.COM.EC

Nadie estuvo preparado para esta situación, y en el camino hemos tenido que, con valentía y la ayuda de Dios, irnos desenvolviendo, buscando estrategias para superarla, y en este aspecto es de destacar la contribución ciudadana desde sus diferentes ámbitos y profesiones, aportando decididamente, especialmente los maestros, sembrando ciencia y valores, y estamos saliendo victoriosos, siendo imperativa la unidad y obediencia para superar este trance, nada reemplaza al contacto directo, refiere Gilberth Llerena, rector de la Unidad Educativa “José María Román”.

¿Qué pasó el año lectivo anterior?
El Ministerio de Educación ha tomado las directrices correctas, aportando con la capacitación a los maestros y maestras, porque la pandemia nos hizo abrir los ojos y valorar el manejo de las tecnologías, porque la máxima recomendación que teníamos era quedarnos en casa, y al no poder asistir a las unidades educativas, teníamos que buscar alternativas, destacándose la educación en casa mediante la tecnología y las aplicaciones gratuitas, como el Zoom y otras.

¿Esto iguala la presencia física?
Nunca se va a igualar a la presencia del maestro físicamente, por lo que en conocimientos han quedado bastantes lagunas, y si bien es cierto que tenemos que proyectarnos para el año que viene, debemos adoptar las mejores alternativas y estrategias para poder superar lo actuado, porque no podemos retroceder en la educación, que es la base fundamental para el desarrollo de los pueblos, corrigiendo las falencias y dificultades.

¿Se ha cumplido?
Terminamos el año con la bendición de Dios y el apoyo de las autoridades, pero, que se ha cumplido el 100% de lo establecido, le puedo decir que sí quedaron vacíos.

¿Para el venidero año lectivo cuál es la oferta educativa?
Tenemos directrices claras respecto a la oferta educativa, que contempla tres opciones, y las instituciones educativas vamos a liderar este proceso, y son: presencial, abierta y homeschooling (educación en casa). 

Presencial…
No es que los estudiantes van a retornar a las aulas de clase ni que los docentes van a exigir aquello, no, de ninguna manera, no va a ser presencial físicamente, es decir como el año pasado lo veníamos haciendo, y los medios de comunicación son un aporte fundamental en esto, porque si bien hay aplicaciones gratuitas, hay estudiantes que no poseen internet.

Asimismo, para hacer llegar las fichas pedagógicas buscaremos estrategias y alternativas, para que cuenten semanalmente con las actividades que deban hacer según sus grados.

Aquí la institución educativa es la responsable, junto a papá, mamá y familiares para salir adelante. El momento que las condiciones mejoren, que el COE-N haga una evaluación y nos disponga que quizá progresivamente tengamos que regresar a las aulas lo haremos de manera paulatina. Y otra cosa que debemos puntualizar es que es libre y voluntariamente, nada va a ser exigido, y si el padre desea que sus hijos sigan desde casa, nadie les va a obligar. Mientras dure la emergencia vamos a continuar estudiando desde casa. 

Abierta…
Esta opción permite que las instituciones educativas se manejen a través de una plataforma en la que los estudiantes puedan subir sus tareas, inclusive ahí rendir los exámenes. Ésta es la educación virtual, la educación en línea en la que los maestros utilizan aplicaciones como Zoom y otras para llegar con las clases a los estudiantes. 

Homeschooling…
En ésta el padre de familia es el responsable directo de la educación de su hijo/a, pero debe cumplir algunos requisitos: si el padre opta por educar a su hijo debe tener un título por lo menos de tercer nivel o buscar un profesor, pero su responsabilidad es absoluta, claro, la institución educativa le da un tutor para que haga un seguimiento, monitoree y verifique las planificaciones, para garantizar que se lleve a cabo de manera óptima la educación del niño o joven, e incluso el tutor coordinará con quien esté a cargo el subir las calificaciones. 

Presencial vs abierta
En la presencial, si es que Dios lo permite y llega la vacuna, todo mejora, tenemos la seguridad que no nos vamos a enfermar… podemos retornar a las aulas, es decir, en algún momento hay la posibilidad de regresar; pero, si escogió la abierta debe acabar el año así: virtual. 

¿Alguna particularidad?
En la opción que escoja el padre o madre de familia el estudiante deberá acabar el año lectivo, no puede cambiarse a una de las otras dos a medio año. 

Con su experiencia, ¿cuál sería la mejor?
Desde mi plano de educador recomendaría que optemos por la presencial, porque si bien es cierto que como educadores hemos puesto todo nuestro profesionalismo y mística escogería la presencial, porque nada reemplaza al contacto directo, el que estemos juntos el maestro y el estudiante creando ciencia y valores. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.