Hay que saber conocer a los hijos, esto se puede lograr desarrollando tareas de dibujo, es una forma de conocer las habilidades que tiene cada uno de ellos, y en eso tenemos que ver la manera de formar a los menores, es decir los padres deben incluirse con los niños dijo Rosa Guaytoso.

Rosa Guaytoso dice que los padres deben incluirse con los niños. https://laprensa.com.ec
Rosa Guaytoso dice que los padres deben incluirse con los niños. https://laprensa.com.ec

¿Qué podemos hacer para evitar que los niños y niñas esté solamente en lo virtual en las vacaciones escolares de este año, que vivimos en pandemia?
Como padres de familia debemos incluirnos en los juegos tradicionales; conocemos que hay muchos, antes jugábamos al salto de la soga, la rayuela, ahora lo que tenemos que hacer es que nuestros hijos sientan esa adrenalina que antes nosotros sí lo hacíamos, pero la situación de nuestro trabajo nos tiene sometidos a la computadora, se tiene que hacer teletrabajo o los padres salen a su lugar de trabajo y, por lo tanto, los niños juegan solos y no tienen quién les controle en casa. 

¿Qué hace falta para que exista un adecuado control a los niños?
Si existe una buena comunicación con nuestros hijos si se puede lograr controlarlos, y para esto hay que empezar que nuestros niños se dibujen y dentro del dibujo poner lo que nos gusta, solo ahí vamos a descubrir cuáles son todas las habilidades que tienen nuestros hijos. Se han dado casos que los padres no conocen los gustos de sus hijos, a veces por las circunstancias de los territorios conocemos de las anécdotas que hemos vivido con nuestros hijos; en esta ocasión hemos tenido la oportunidad de poder aprovechar y preguntarles a nuestros niños lo que les gusta, y cuando conocemos las habilidades podemos cambiar los roles, el niño puede hacer de papá y la niña de mamá; también podemos poner en práctica el juego de “Mi tren viene cargado de (emociones), o si viene cargado de tristeza quiere decir que algo pasa en el niño, y como padres nos pone en alerta al no poder estar todo el tiempo con mi hijo, pero en cambio van analizando y van conversando, y ya nos ponen en alerta, tenemos que seguir involucrándonos en los juegos. Si se trata de que los niños no estén solamente en lo virtual, podemos hacer teatro en la casa, podemos hacer mímica, pero hay que buscar lo que les guste a los niños; hay que velar por los intereses de los niños… en esos momentos vamos a captar lo que quiere el niño y, como padres, lo que tenemos que hacer es lo que le gusta al hijo y luego el hijo hace lo que al padre le gusta, es decir que podemos ir alternando, un día voy a jugar dependiendo del horario que tengan los papitos. Estas actividades nos unen un poco sin tomar en cuenta la tecnología. 

¿Debe haber una comunicación muy flexible entre las hijos y los padres en el respectivo hogar?
Es muy importante la comunicación asertiva, porque no solo está en la forma de hablar, porque nosotros estamos acostumbrados a hablar, pero lo que se debe buscar es dialogar, porque es cuando nosotros aprendemos a comunicarnos 

¿Hay que generar confianza en el diálogo?
Tenemos que buscar la confianza en nuestros hijos, que exista la libertad para que el niño diga: “papi, mami yo quiero eso”, y que el niño también le proponga juegos, porque vamos a utilizar nuestra imaginación, porque ahora no tenemos la libertad de irnos a un parque y que nuestro cuerpo, que es el motor, pueda hacer sus funciones; incluso en la casa podemos improvisar un pequeño gimnasio, a veces tenemos un espacio en la terraza o en el patio donde se puede desarrollar actividades físicas, se puede crear muchas cosas para que los niños aprendan diferentes actividades. Los padres tenemos que recordar que fuimos niños para jugar con los hijos pequeños, pues, la idea es tener una muy buena comunicación, la que sea asertiva. 

¿Los padres tienen que ser muy comprensivos?
Tenemos que saber comprender y no actuar como una autoridad que solamente da órdenes; hasta para dialogar con los niños tenemos que ponernos a ese nivel, y si el hijo es pequeño, me siento o arrodillo, lo ideal es mirarlo frente a frente, solamente ahí van a sentir la confianza y la libertad para poder expresarse, y si el niño o niña se equivoca no tenemos que enojarnos, sino hacerles entender. Todos pensamos diferente y tenemos malos hábitos, y todo esto tenemos que ver para mejorarlo pronto.

¿Hay diferencia entre los niños del sector rural y los de la parte urbana?
Sí hay diferencia. En el sector rural los padres no demuestran su nivel de afectividad, se les hace difícil dar un abrazo o palmada, en lo urbano es distinto. Son formas muy distintas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí