Los niños no deben dejarse a su suerte

0
La psicóloga educativa Morayma Paredes dijo que los niños no deben dejarse a su suerte. https://laprensa.com.ec

Desde el lado positivo vemos que los niños tienen que utilizarlo como una herramienta en su aprendizaje, lo que le pone a la par de los tiempos modernos, dice la psicóloga educativa Morayma Paredes, que agrega que también existe lo negativo, y es que el niño no le da un uso adecuado, toda vez que no existe una conciencia plena de su metodología y manejo, por lo que lo emplea en otras actividades como juegos en línea y redes sociales; asimismo, existen problemas más graves como el acoso, que está empleándose por algunos niños para hacer daño a otros. Los niños no deben dejarse a su suerte.

Se cometen delitos a través del internet en los que la víctima es la niñez…
En toda sociedad y actividad que devenga de ésta debe jugar un papel preponderante el padre, la madre y la familia, puesto que los niños no deben dejarse a su suerte. Los padres siempre debemos preguntarnos y saber qué están haciendo nuestros hijos..

Y en torno a las redes sociales…
Así como ayudan a estar conectados con el mundo, poseen aspectos que no las hacen buenas; por ejemplo, hay violencia y, especialmente, hay muchos perfiles falsos, a través de los cuales se causa mucho daño a cualquier persona, especialmente a los estudiantes, esto a través de estrategias de ofrecimientos, engaño y manipulación que vuelven vulnerable a la niñez, especialmente a las niñas, que son víctimas de diversos tipos de agresiones..

Existen niños que asumen la realidad que conocen por el internet…
En el internet hay muchas actividades, vídeojuegos y programas que están cambiando la personalidad y la conducta de los niños y los adolescentes, en los mismos que la violencia es el producto que se oferta y que más se vende, toda vez que se identifica y lo utiliza como medio de escape a la realidad que vive, viendo como normal el actuar de una manera agresiva.

También se emplea estos productos para enganchar a la niñez…
Por lo impactante de estos productos, los abusadores sexuales y todo tipo de agresores los utilizan para atraerlos y, como son en línea, contactarlos y cometer sus agresiones. La gente se pregunta: ¿por qué últimamente hay tantas agresiones?, y es precisamente por el mal uso de las redes sociales y la tecnología, siendo responsabilidad de los padres evitar esto.

¿Y a qué se exponen?
Entre otros: violencia virtual; phishing, suplantación de identidad; sextorsión, cuando una adolescente es chantejada con fotos o vídeos de sí misma desnuda o realizando acto sexual; harassment, signo de acoso u hostigamiento; flaming, insulto masivo en salones de chat; sexting, envío de mensajes sexuales eróticos o pornográficos; pornografía infantil; trata de personas; grooming, cuando una persona adulta se hace pasar por menor de edad para tener imágenes de actos sexuales o eróticos y otro tipo de delitos; ciberacoso, todo acto de agresión repetida que hace daño; captación para trata, cuando se seduce, rapta y obliga a estudiantes a trabajar sexualmente, vender drogas o incluso sus órganos….

¿Qué rol debe jugar la familia?
Todo debe ser monitoreado y controlado por los padres, a saber: detectar qué está haciendo su hijo en el internet, cuánto tiempo pasa en éste, en qué lo está utilizando, con quiénes está en contacto, cuál es la red social que frecuenta y qué es lo que más le atrae de ésta.

¿Debe ponerse límites en el tiempo de uso?
Por supuesto. Como en todo, debe haber un tiempo límite, a la par que el padre de familia, esencialmente, debe empaparse de todas las herramientas que le permitan controlar y filtrar los contenidos a los que pueden acceder sus hijos. La Academia Americana de Pediatría recomienda: de 0 a 2 años nada de pantallas, 2 a 5 años media hora, 7 a 12 años 1 hora, 12 a 15 años 1 hora y media, y más de 16 años dos horas.

¿Acaso no debería darse alternativas?
Es lo primordial. Los padres deben estructurar bien el tiempo libre de sus hijos, pero, especialmente, deben distribuirlo bien, primero en la familia, luego con los amigos y también para el ocio, pero de una manera sana y productiva, es decir, cerciorándose que el tiempo de sus hijos sea de calidad..

Pero, en la actualidad muchos padres no asumen su rol…
Esto es real y un problema muy serio, ante el cual debemos concientizarnos y saber cuál es nuestro verdadero rol en la familia, saber que tras de nosotros más importante que el trabajo y la diversión está el cuidado y protección de mi hijo, al que no debo ni puedo fallarle..

¿Y el niño y adolescente?
Pues, el niño o adolescente necesita al papá y a la mamá ahí, presente, pero en todos los sentidos. Nunca olvidemos que la calidad, la calidez, el cariño y la atención son insustituibles..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.