Hay que sentar las bases para que los docentes y los estudiantes entren en este nuevo proceso de la educación virtual ya que, debido a la emergencia, estamos en un proceso de transición, y que las dificultades son la falta del servicio de internet y de los equipos necesarios, dijo Jorge Delgado Altamirano, ingeniero en Sistemas y docente universitario. 
C ¿Es factible la edición virtual en el país… o no todavía?
La educación virtual ya viene potenciándose a nivel local en nuestro país desde la última década, pero más aún en países desarrollados, esto como una alternativa para poder llegar a personas que, por su situación laboral o por su situación geográfica, tal vez no han podido acudir a un centro educación, aterrizando esto en la realidad como país; tal vez, en los centros urbanos de una manera se puede desarrollar este trabajo, pero también hay que entender que hay muchas zonas en el país, especialmente, en la zonas rurales, donde la educación virtual tiene ciertas limitaciones, sobre todo por el tema de la infraestructura tecnológica. Para poder trabajar en la educación virtual se debe tener la infraestructura, como el Internet para, a través de este medio, acceder al uso de un aula virtual, recurso digital que permita ejecutar lo que sería una educación virtual..
C ¿La emergencia sanitaria ha obligado que la educación prácticamente ensaye este sistema?
Está emergencia sanitaria a nivel mundial y en Ecuador se ha tenido que buscar alternativas para, de alguna manera, poder mantener el desarrollo de las actividades, sean éstas económicas, productivas y de educación y, obviamente, el apoyarse en muchas herramientas tecnológicas que permitan trabajar con lo que es la educación virtual. Desde hace varios años hay muchas plataformas que permiten realizar este trabajo, plataforma learning a través de las cuales se puede colocar lo que es un aprendizaje en línea a través de las aulas virtuales, pero claro, todo eso implica que a nivel de instituciones educativas tengan una planificación, una infraestructura, y que dispongan de docentes que estén debidamente capacitados para poder entender lo que es una educación en línea y también políticas del Estado que, de alguna manera, garanticen el poder realizar este trabajo, y creo que ahí hay muchas limitaciones.
C ¿Qué limitaciones podríamos encontrar?
Es necesario que a nivel de país se disponga de una infraestructura tecnológica robusta, que permita que la educación pueda llegar hacia toda la población, pero nos encontramos con limitaciones, tal vez en la zona urbana se puede hacer ciertas actividades, a pesar de que también hay ciertas limitantes, no todas las personas tienen Internet, igual, no todas las personas disponen de un equipo informático para poder desarrollar una actividad académica en línea. No todos los maestros están preparados para hacer uso de esas nuevas herramientas tecnológicas, en cada casa, en cada hogar; a lo mejor los padres de familia no todos están preparados para manejar ese escenario de trabajar con herramientas informáticas, y en esta emergencia todos, de una u otra manera, nos hemos tenido que ir adaptando al uso de nuevas herramientas y a la necesidad de comunicarnos con nuestros familiares.
C ¿Qué resultados se vislumbran obtener con la vinculación de la educación virtual en las universidades?
El tema de emergencia es crítico para cualquier país, más aún al Ecuador, con las limitaciones que puedan existir, pero consideramos que es responsabilidad de cada universidad el ir buscando estrategias que permitan trazar alternativas, para que el trabajo que antes se lo hacía de manera presencial hoy se pueda hacer apoyado en las tecnologías de la educación virtual, es así que dentro de cada institución haya unidades informáticas robustas, que tengan un plan estratégico de tecnología de la información, en los cuales sean analizados los diferentes recursos de infraestructura, de empleados especializados para desarrollar aplicaciones, para poder configurar nuevas herramientas informáticas que permitan el trabajo en línea. Y todo esto permite que, de una u otra manera, las universidades podamos entrar en esta alternativa de lo que es la educación virtual, y este proceso es una transición, para la que, a lo mejor, no todos estaban preparados, pero creo que es importante, siempre frente a las emergencias y a las dificultades que en el escenario del país van apareciendo y van planteando nuevas alternativas. Debo manifestar que, como Universidad Nacional de Chimborazo, hemos preparado para presentar a la comunidad universitaria el uso de lo que va a ser una infraestructura tecnológica, plataformas digitales para poder realizar lo que es una educación virtual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí