La forma de educar debe reinventarse

0

Quiéraselo o no aceptar, por lo menos en la mayoría de casos, el pasado año lectivo prácticamente fue perdido, y esto gracias al Covid-19, que vino alterar nuestras vidas y cambiarlas por completo, y en su periplo por nuestra existencia -que por cierto no termina- va desnudando diversas falencias que deben ser subsanadas cuanto antes, esto a fin de que su impacto no sea mayor al que ya afrontamos. La forma de educar debe reinventarse.

La forma de educar debe reinventarse. https://laprensa.com.ec
La forma de educar debe reinventarse. https://laprensa.com.ec

Y es que estamos a las puertas de un nuevo ciclo y, la verdad, la mayoría de padres de familia no sabe cuál será el destino que viene para sus hijos, pues, se denota que -como país- aún no estamos preparados para afrontar la educación virtual, esto partiendo de las carencias tecnológicas -falta de equipos o conectividad-, sumando la falta de condiciones ambientales en casa -en muchos de los casos el espacio es reducido-, la edad cronológica de los niños -donde prima el juego y la rápida pérdida de la concentración al menor estímulo externo-, las ocupaciones de los padres -que incluso varios, en situaciones normales, no pasan en casa-, las realidades familiares -violencia o ausencia de uno o los dos progenitores- y otras situaciones relacionadas… hacen que el proceso revista inconvenientes a cada paso, denotando incluso que la escuela no solo es “templo del saber”, sino “válvula de escape”.

Se sabe que se definen alternativas para arrancar el nuevo ciclo y, de seguro, al ser planteadas por expertos deben tener sustento válido, adaptabilidad y eficacia, pero, no existe mejor ciencia que la de la realidad, es decir, el conocimiento de la idiosincracia, posibilidades reales y carencias de una población como la nuestra, ante lo cual, de seguro, se debe trabajar y… ¡mucho!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí