¿Es democrática la postura de Lasso al querer trabajar sin la asamblea?

0

Los problemas del Legislativo y el Ejecutivo, se vienen desarrollando tiempo atrás. Pero, el último roce en su relación, se presentó tras la negativa y el archivo de la Ley de Atracción de Inversiones. El 24 de marzo pasado, con 87 votos entre UNES, Pachakutik y la Izquierda Democrática, el cuerpo legal no fue aprobado por la Asamblea Nacional. Este proyecto fue enviado al Legislativo con carácter de económico urgente. ¿Es democrático trabajar sin la Asamblea?.

¿Es democrático trabajar sin la Asamblea?
¿Es democrático trabajar sin la Asamblea? https://laprensa.com.ec

Tras este acontecimiento que se dio en la Asamblea, Guillermo Lasso, presidente del Ecuador, aseguró que el Legislativo “le ha dado la espalda a la mujer ecuatoriana, a los jóvenes ecuatorianos”. Lasso sostuvo que el proyecto de ley no fue aceptado porque no se han aceptado los “chantajes”, de algunos asambleístas. El 26 de marzo, hizo oficial su denuncia, dando nombres como Rosa Cerca, Cristian Yucailla, Édgar Quezada, Gisella Molina y Celestino Chumpi, integrantes de Pachakutik.

Esto generó reacciones en esta bancada. Ricardo Vanegas, de Pachakutik, aseguró que se cuentan con pruebas en las que funcionarios del Gobierno ofrecen cosas a los asambleístas, y no al revés. De esta forma, la relación del Ejecutivo y el Legislativo se torna tensa y los acuerdos políticos se quiebran, complicando la gobernabilidad de Lasso y el cumplimiento de su plan de Gobierno.

¿Qué expectativa existía desde que Lasso ganó la presidencia?La mayoría pensamos que iba a haber un cambio positivo. La gente estaba cansada de lo mismo, en cuanto a la línea político y la forma de realizar las cosas. Yo pensé que todo iba a ser distinto pero, realmente, seguimos en lo mismo. No se concentra en los temas importantes como seguridad, educación, salud y justicia. Lasso no se ha preocupado por la gobernabilidad, más se ha preocupado por manejar un discurso en contra de la corrupción, pero se lo siente más para incrementar su popularidad.

¿Qué opina de la primera alianza que se dio con CREO? La que involucraba al correísmo y el PSC
Es difícil manejar una Asamblea como la que le tocó a Lasso. Hay que recordar que, anteriormente, en otros Gobiernos, como los de Correa y Lenín, el mismo partido ha controlado el Ejecutivo y el Legislativo. No sé si le hubiera ido mejor con UNES o PSC, pero probablemente no pasaría lo que está pasando ahora. Si hubiera aliados, sería mejor. Pero todo está envuelto en corrupción. Los ecuatorianos nos hemos acostumbrado a vivir así. Si uno fuera más pensante, si uno analizara mejor las cosas, se daría cuenta que esto se repite desde hace mucho, y nadie ha hecho lo posible para mejorar las condiciones.

Como estudiante universitario, a punto de egresar, ¿cree que este panorama político sea beneficioso, a puertas de entrar al mundo laboral?
Realmente no. No es alentador salir a buscar un trabajo en estas condiciones políticas, económicas y sociales. Pero siempre está la opción de emprender, de querer salir adelante. Yo tengo que trabajar para conseguir dinero. Emprender puede ser el camino para alcanzar desarrollo económico.

¿Qué cree que deba hacer Lasso para consolidarse como buen estadista?
Para consolidarse de esa manera, la tiene difícil. Él no es político, yo le veo a él como una persona que tuvo un sueño y una aspiración, y tuvo los recursos para llegar a donde está. Es de admirar todo lo que ha conseguido. Si es que él quiere ser estadista, pienso que debería tener bastante experiencia.

¿Es democrática la postura en la que Lasso quiere trabajar sin tomar en cuenta la Asamblea?
No, como estudiante de Derecho, me parece inaceptable. Nosotros tenemos cinco poderes, el Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Control Social. Si Lasso no toma en cuenta a la Asamblea, que es, por decirlo, la voz del pueblo, porque nosotros votamos por los asambleístas, se vería como si fuera una dictadura

¿Cómo nos afectaría un posible escenario de muerte cruzada?
Si es que se llega a dar, me sentiría como que si mi voz estuviera demás. El trabajo de los asambleístas es ser portavoces de la ciudadanía. Poco he escuchado que un asambleísta se reúna para atender las necesidades de su pueblo. Si no hubiera nadie en la Asamblea, sería peor. Sería más preocupante con este escenario que no haya Asamblea. Sería terrible vivir sin el Legislativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.