El fallido intento de la hidroponía

0

 “Los suelos ya no producen como antes” o “los insumos agrícolas están caros”, son los comentario de los agricultores, sin embargo, existe una alternativa de cultivo, la hidroponía, pero según varios entendidos en el tema, es factible a gran escala y tiene varios beneficios, sin embargo no funcionó por otros varios factores. El fallido intento de la hidroponía.

Caso. Isabel Tuquinga, es productora de tomate e intentó optar por esta forma de cultivo, no obstante no fue como esperaba, por factores de dinero para la instalación de los sistemas o el mercado de producción.

A saber. La hidroponía es un método de cultivo industrial en el que no se utiliza el suelo o la tierra, pero se maneja un espacio donde se desarrolla la raíz de la planta o mejor llamado sustrato, en el mismo sentido, Fernando Insuaste, técnico de la Unidad de Riego del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) concordó con lo dicho y que este material “está al alcance de la mano” en la provincia.

Antecedentes. Esta forma de cultivo se aplicó en la ciudad en 1994, específicamente con la gente del barrio ‘La Primavera’, explicó Insuaste, se la consideraba beneficiosa y adecuada a los espacios por proyecciones a futuro y la disminución de los lugares para practicar la agricultura tradicional, esto con base al proyecto de ‘La Huerta Hidropónica Popular’ de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Objetivo. Entendiendo así, que Tunquinga tenía la finalidad a nivel de producción a gran escala abaratar costos, mejorar las cosechas y en el caso de Insuaste pretendían con el proyecto mejorar las condiciones de vida de la gente que habitaba en periferias, y juntar a la familia aprovechar el tiempo y hayan ingresos económicos para el hogar.

Dificultades. En ese tiempo, según Insuaste era difícil que se dé, ya que en la ciudad había déficit de abastecimiento de agua, mientras que para Tunquinga, primero fue complicado conseguir el financiamiento, para más tarde caer en cuenta que no se obtenía los réditos económicos que se esperaba, sin mencionar que “no había mercado para está clase de productos”, dijo desaminada la agricultora.

Situación. Se conoce que este tipo de agricultura es mucho más barata, tanto como el consumo de agua y el uso del terreno es óptimo, no obstante, en palabras de técnicos, la hidroponía no se la puede considerar como una ‘ciencia fácil de realizar’, porque se debe conocer las formas de nutrir a la planta mediante las soluciones químicas nutritivas que se administran. Entonces la verdadera pregunta surge si al ser una forma efectiva y exitosa en otras ciudades por qué no se la puede adoptar en la urbe. El fallido intento de la hidroponía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.