Nitiluisa es una hermosa y pujante comunidad que pertenece a la parroquia Calpi. Allí existen coloridos sembríos de quinua, con el gran Chimborazo de fondo. Se encuentra a sus moradores en minga para bajar agua desde el coloso o trabajando la tierra. La agricultura es su actividad. Faustino Paucar dijo que dejar los insecticidas es cuidar la vida de todas las personas.

“Dejar los insecticidas es cuidar la vida de todas las personas”. https://laprensa.com.ec
“Dejar los insecticidas es cuidar la vida de todas las personas”. https://laprensa.com.ec

Caso. Uno de los agricultores es Faustino Paucar. Su vida cambió a raíz del cáncer de esófago que sufrió. Ahora es un luchador incansable por crear conciencia de que hay que cuidar la tierra y sus productos. “Todo debe ser orgánico, sin insecticidas ni pesticidas, peor químicos”, dice. Este hombre sobrevivió a esta enfermedad gracias a Dios, a los doctores y a que cambio su alimentación… ahora todo es natural.

Información. Son más de 31 familias las que integran la Asociación Agroecológica de Productores de Quinua Orgánica. Actualmente tienen convenios con la Fundación “Maquita” a nivel nacional, que les compra la quinua a precio justo. La capacitación permanente ha sido clave. Ahora cuentan con tres clases de productos.

Producción. Los agricultores de este parroquia piden a la Fundación “Ma- quita” que estudie cuál es la variedad de quinua que conviene seguir produciendo.

Apoyo. El liderazgo dedon Faustino ha permitido que otras organizaciones se unan a su lucha. Por ejemplo, el Cedis los apoya con capacitación y seguimiento para diversificar su abundante producción.

Orgánico. Faustino Paucar, de 71 años, es casado con Manuela. Tiene cinco hijos, todos profesionales. Él expresa con vehemencia su objetivo: regresar a la agricultura orgánica por el bien de la salud de todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí