Chimborazo no recibirá bono de apoyo nutricional

0

 Fue en julio de 2021 cuando diferentes organizaciones públicas y privadas de Chimborazo solicitaron al gobierno de Guillermo Lasso el que se declare a la provincia en emergencia, debido a los altos índices de desnutrición crónica infantil (DCI); sin embargo, no hubo respuesta alguna a este pedido. Chimborazo no recibirá bono nutricional.

Chimborazo no recibirá bono nutricional. http://laprensa.com.ec

De acuerdo a los datos de Word Vision de agosto de 2021, las provincias de la Sierra Centro del país son las más afectadas por esta problemática. Bolívar y Chimborazo tienen más del 40 por ciento de su población de 0 a 60 meses con retardo en talla. Específicamente en Chimborazo, según la Encuesta de Salud y Nutrición, el 48.8 por ciento de la población de 0 a 5 años tiene un retraso en cuanto a su crecimiento en talla. Sin embargo, las cifras son aún mucho más alarmantes en los cinco cantones con mayor presencia de población indígena con índices que hasta duplican la media nacional: Riobamba 51.9 por ciento; Guamote 55. 1 por ciento; Alausí 57.6 por ciento; Colta 52.5 por ciento y Guano 38.8 por ciento, lo que quiere decir que 1 de cada 2 niños y niñas menores de 5 años presenta desnutrición infantil, siendo las consecuencias irreversibles. 

Chimborazo es una de las provincias con mayor incidencia con esta problemática, así como Bolívar, Tungurahua y Cotopaxi, sin embargo, son justamente estas provincias las que no están consideradas para la entrega del “Bono de Apoyo Nutricional” de 240 dólares que se entregará gracias al Banco Mundial de Alimentos, a través del Decreto Ejecutivo 330, firmado por el presidente Guillermo Lasso Mendoza.



Luis Terán, miembro del colectivo “Alerta Desnutrición Infantil”, recordó que la desnutrición crónica infantil es uno de los más graves problemas que la niñez enfrenta en el Ecuador y en Chimborazo. Desde hace más de tres décadas se ha solicitado a los gobiernos de turno programas para disminuir, al menos, esta dura realidad que ha provocado la muerte de muchos niños y niñas. “Varias han sido las iniciativas que han llevado a cabo los gobiernos, pero no han logrado disminuir el problema”, dijo Terán, quien recordó que se han entregado suplementos alimenticios, pero al no estar vinculados estos programas con los otros derechos que los niños tienen, no existen resultados positivos. 

“Los bonos, los suplementos nutricionales, las harinas fortalecidas, los micronutrientes y minerales solos no van a lograr la disminución de la nutrición y menos acabar con este problema”, manifestó Terán, quien agregó que en Chimborazo, apenas se supo que el Gobierno tenía entre sus políticas el disminuir la desnutrición infantil, se activaron algunas acciones como la creación de un colectivo denominado “Alerta Desnutrición Infantil”, que nació en esta provincia, y el primer pedido fue que a Chimborazo se la declare en emergencia por las condiciones en los que se encuentran los niños, pero este llamado no tuvo eco alguno, ni escuchado, ni tomado en cuenta. “Hoy vemos con sorpresa que se lanza un ‘Bono de Apoyo Nutricional’ en una segunda fase, ubicando en el mismo Decreto 330, que este bono ya fue aplicado en una primera fase en 2020 por el gobierno anterior (Lenín Moreno). Vuelven a hacer lo mismo que antes, a través de un financiamiento del Programa del Banco Mundial de Alimentos y entregan 240 dólares por una sola vez a familias que se encuentran en extrema pobreza y vulnerabilidad y que tienen niños en desnutrición en tres provincias: Esmeraldas, Carchi y Pichincha. Lo que hay es un desconocimiento técnico de la problemática al no saber lo que sucede en Chimborazo”, alertó Terán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí