Violentar a una mujer es acabar con la sociedad

0

El antecedente para declarar el Día de la No Violencia a la Mujer es el asesinato de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, durante la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, en la República Dominicana, hecho suscitado el veinticinco de noviembre de 1960. Violentar a una mujer es acabar con la sociedad.

Violentar a una mujer es acabar con la sociedad. http://laprensa.com.ec

Para saber. La declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer fue emitida por la Asamblea General de la ONU en 1993, organismo internacional que define a la agresión contra la mujer como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico”.

Justicia. La Unidad de Violencia de la Corte de Justicia de Chimborazo, de enero al 20 de noviembre, registró 2.340 denuncias por violencia y, de la misma forma, la Fundación ‘Nosotras con Equidad’, en este mismo período, ha conocido 371 casos, de los cuales 245 se relacionan exclusivamente a violencia a mujeres, sean niñas, adolescentes o adultas.

Respaldo. Así, existe la necesidad de generar un grupo social como punto de apoyo para las diferentes personas que han sufrido acciones de violencia, porque si se conforma un grupo de padres que brinden su apoyo las cosas serán diferentes para las hijas que se han convertido en víctimas.

Criterio. La psicóloga Karol Echeverría dijo que es importante que la mujer tome en cuenta que todo acto que genera un impacto negativo es violencia, sea ésta física, psicológica, sexual o económica, recordando que la mujer se desarrolla y vive en varios entornos -trabajo, familia y hogar-, y que el desarrollo armónico genera bienestar a toda persona, pero si hay violencia todo ello se destruye.

La profesional recomienda una psico-educación global, es decir donde cada persona conozca el ‘círculo de violencia’, porque hay mujeres no están conscientes de que son víctimas de la violencia y lo asumen como algo normal dentro del círculo social; por lo tanto, es necesario e importante la prevención a través de la educación desde los primeros años, en la que se debe identificar los primeros signos de violencia, porque en la adolescencia creen que es normal ciertas actitudes negativas.

Mensaje. Una de las recomendaciones a los jóvenes es que eleven la autoestima, se conozcan a sí mismos y trabajen en su amor propio, que es un aspecto fundamental para prevenir, a futuro, los actos de violencia, porque la falta de autoestima permite las agresiones contra las personas.

Afectación. El problema de la violencia a la mujer no es solo entre dos personas, sino un situación que afecta a toda la sociedad, pues, cuando una mujer sufre violencia el sufrimiento es para todos, porque la violencia termina con la paz, la justicia y la igualdad, dijo el médico Héctor Ortega, director técnico de Hospitalización y Ambulatorio del Hospital del IESS, que considera que es necesario generar conciencia en la ciudadanía desde los diferentes ámbitos -sociales y culturales-, pero también en términos de promoción y comunicación para erradicar la violencia, respetando el espacio y los derechos que tiene la mujer, porque el hombre y la mujer forman un vínculo familiar, y eso genera principios y respeto con los integrantes de la familia, que son los hijos.

Organizaciones. En Riobamba y Chimborazo existen cerca de 22 organizaciones que trabajan en defensa de los derechos de la mujer, y todas se unieron para reclamar la construcción de la ‘Casa de Acogida’ por parte del Municipio de Riobamba, obra que está por empezar a funcionar.

Femicidios. Pilar Fernández, que ejerce un voluntariado en defensa de la mujer, dijo que este año en el país se registra 277 femicidios, de cuales 4 son en Chimborazo.

Tres mujeres víctimas del machismo: la abuela se casó y tuvo tres hijas, pero su esposo se fue con otra; la madre buscó formar un hogar, tuvo seis hijos y, en un momento dado, su ‘amado esposo’ la dejó; y, para completar la desgracia, la hija tuvo cuatro hijos, y también la abandonó el en un principio ‘cariñoso progenitor’.

La hija, de 54 años, no reveló su nombre, pero confesó su realidad: a los 18 años quedó embarazada y el padre de su hijo se fue, y nunca regresó; luego, de pronto, apareció otro hombre ofreciéndole amor y contrajo matrimonio, pero fue un martirio para su vida, pues, lo primero que reclamaba era que su abuela y su madre eran abandonadas por sus esposos y a ella le censuraba y hasta golpeaba porque tenía un hijo de soltera, y esos actos de violencia los tuvo que soportar porque no tenía dinero para dar de comer a sus 4 hijos, pero llegó el momento que decidió divorciarse, y así quedó al frente de sus hijos, a quienes educó, ya son profesionales, y de pronto apareció otra persona que tenía la intención de unirse, y la madre de los 4 hijos aceptó, pero, ventajosamente, se dio cuenta a tiempo y se abrió antes de nada, y ahora está sola, tranquila, solo confiando en Dios, porque no guarda rencor a nadie, lo que le permite vivir a plenitud, recordando que le tocó sufrir una pesadilla.

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

GOOGLE NEWS

CANAL DE GOOGLE NEWS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí