Trabajar en la confianza: un reto

0

Como se ha mencionado en anteriores ediciones, el Consejo Nacional Electoral llamó a elecciones seccionales, a fin de escoger, entre otros representantes, a alcaldes, prefectos, concejales urbanos y rurales, acción relevante para el crecimiento y desarrollo de la ciudad y la provincia. Pero, así como el tiempo corroe el interés, o la costumbre —la corrupción, mejor dicho—, la confianza que se tiene al proceso está mancillada por la falta de “transparencia” que se escondería tras el mismo. Como se mencionó anteriormente, se escogerán, a nivel nacional, 23 prefectos, 221 alcaldes, 868 concejales urbanos y 437 rurales. Hay que tomar en cuenta que en este proceso también se elegirá a los nuevos integrantes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. El panorama a nivel local también se va construyendo, y algunas figuras se presentan como las posibles opciones para alcanzar el sillón municipal y, también, el de la Prefectura de la “Mágica Provincia”. Trabajar en la confianza: un reto.

Trabajar en la confianza: un reto. https://laprensa.com.ec

Tantos nombres que hacen ‘ruido’…
Desde semanas anteriores, en redes sociales, o como un secreto a voces, se avizoraban los nombres de posibles candidatos para la Alcaldía de Riobamba. El escenario mediático le da relevancia, a nivel de nuestro entorno, a esta dignidad, puesto que Napoleón Cadena dejaría el Municipio para dar paso a una nueva administración. Hay que resaltar que su gestión estuvo marcada por episodios que tuvieron un impacto global, traduciendo sus esfuerzos a niveles locales. La ciudadanía es la única que podría sacar un juicio al respecto sobre el paso de Cadena en la gestión pública y su administración municipal, es por ello que nombres como John Vinueza, excandidato en 2019 y actual asambleísta; Héctor Di Donato, reconocido empresario de la ciudad; Doryan Jara, exdirector de Servicios Municipales en la administración de Cadena Oleas, suenan. Y también otros que también han tenido sus “logros” o “errores” en la gestión pública como Marco Salao o Rocío Pumagualli. Se entiende que la democracia se fortalece con la participación ciudadana, pero, ¿se garantizan los procesos mientras más candidatos haya en un cantón de menos de 250 mil habitantes?

¿Las redes sociales traducen -en verdad- el sentir de la calle?
Gracias a la inmediatez que nos otorgan las redes sociales, sobre todo el entorno digital, se puede ir sondeando la voluntad que tendrían los ciudadanos ante ciertos nombres que se van postulando al proceso seccional de 2023. Unos aplauden el discurso enfocado en la familia de Doryan Jara, asegurando que esta célula es “la base del desarrollo de la sociedad y la ciudad de Riobamba”. También resaltan su confianza, ¿podría ser uno de los favoritos para estos comicios? Por otro lado, desde la retroalimentación que ofrecen nuestros usuarios, es clara la inclinación hacia el actual asambleísta John Vinueza. Luis Tapia, ciudadano aseguró que Vinueza “ganó la vez pasada”, y en esta ocasión “volverá a hacerlo”… Desde nuestro trabajo periodístico hemos presentado varios productos para que la ciudadanía tenga conocimiento sobre quiénes podrían ser sus futuros representantes, y éstas han sido sus reacciones, claro está, en el entorno digital… Así, ¿qué ocurre por fuera de este entorno?

“Solo por campaña es que vienen”
Por otro lado, fuera de la comodidad de las redes sociales, salimos a la calle, porque el periodismo es así. Es inevitable hacerlo, esos escenarios tienen tanto que decir. En días pasados realizamos un recorrido por el mercado que se ubica en el sector de San Alfonso. Allí, a las trabajadoras, en su mayoría, les consultamos sobre la confianza que depositarían en un candidato que vaya a hacer campaña en su espacio de trabajo. Lo primero que mencionaron fue que les exigirían que cumplan lo que les prometen, ya que en este momento las promesas para alcanzar el desarrollo, ofrecer más seguridad y volver a ser lo que fue Riobamba son ineludibles. Preguntamos ¿cuál sería su reacción si quisieran tomarse una foto con ellas para fines propagandísticos?, y una de ellas dijo: “no me voy a tomar nada, porque no se merecen”. Otra trabajadora, la que vendía bizcochos, nos dijo que “solo es hasta que consiguen el voto, y luego se olvidan de nosotros”. En la esquina del mercado, también vendiendo pinchos, otra comerciante aseguró que “solo pisan el mercado cuando es campaña”.
La falta de confianza está llena de molestias…

Durante esta semana se analizará la ausencia de este concepto para generar capital político y alcanzar, como se menciona, gobernabilidad y también conseguir el objetivo de ser el representante del cantón y provincia. ¿Daría más confianza una nueva figura política?, ¿es culpa de los políticos el que esta práctica esté agraviada y ya no se vea a este ejercicio como la oportunidad de servir a los otros nosotros? La ciudadanía será protagonista de este análisis…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.