¿Debería seguir existiendo los subsidios por parte del Gobierno?

0

El común de los ciudada nos tiene su vehículo para movilizarse, no solo el taxista, el conductor de buses o interprovincial, es decir, todas las ramas del transporte público y privado- estamos expuestos a tener este impacto del alza de combustibles, unos en mayor, otros en menor grado, dijo Edwin Vacacela, exdirigente de los taxistas de Chimborazo. subsidios Gobierno

subsidios Gobierno
subsidios Gobierno
https://laprensa.com.ec

¿todos somos afectados?
Todos sufrimos el particular, pues no podemos alejarnos de los ciudadanos que utilizan su vehículo para trasladarse a sus destinos de trabajo, y ellos también sufren esta alza proporcional que dieron años atrás en el gobierno de Lenín Moreno, es decir, afecta a toda la ciudadanía, pero tampoco podemos ser ciegos a la realidad que hemos venido viviendo durante décadas con estos subsidios que realmente han paralizado ciertos ingresos al Gobierno Central, y en mi sentir personal, no digo gremial, eso tenía que haberse dado tarde o temprano, pero debemos enfocarnos hacia otro horizonte, pues, el mismo problema que nosotros tenemos lo sufre el vecino, el ciudadano, el artesano, el profesional que utiliza su vehículo con combustible, ya sea a diésel o gasolina, para movilizarse a su destino..

¿Ya se ha intentado focalizar?
Nosotros tuvimos una amarga experiencia con el gobierno anterior, esto cuando se nos proporcionó unas tarjetas para focalizar el subsidio, las mismas que llegaron a muchos de los compañeros que se hicieron merecedores a esto, pero al momento de ir a canjear supuestamente el subsidio que se nos daba estaban sus tarjetas de combustible en cero, lo que fue un vil engaño que se hizo en su debido momento.

En las quejas al transporte, ¿acaso no entiende sus necesidades productivas?
El ciudadano tiene mucho que reclamar, y es verdad, pues, dentro de todo conglomerado humano, dentro de toda sociedad siempre existen focos que hacen quedar mal a una institución; no puedo decir que de los tres mil quinientos taxistas que aproximadamente tenemos en la provincia de Chimborazo vayamos a ser todos los que atendamos mal a un ciudadano, pero sí puede haber que algún compañero se haya levantado con el pie izquierdo o, de pronto, lo que no falta, porque no solo somos los transportistas, sino de parte de la ciudadanía también, pues, hay personas que vienen de mal humor de la casa porque tuvieron problemas en el hogar… o mil problemas que les pueden surgir y se vienen a pegar con el taxista, que lo único que hace es darle el servicio de transporte hasta su destino.

¿cómo funcionaría el sistema de focalización?
Es mi sentir, y va a ser el de muchos compañeros: nosotros no estamos esperanzados en el subsidio porque el mismo es un engaño nos hace el Gobierno, ofreciendo que nos van a dar el combustible subsidiado, y mejor que sea más sincero al momento de decirnos ‘no podemos’ y con ello no estamos nosotros expuestos a este tipo de engaños.

Entonces…
Lo que nosotros necesitamos en verdad es que los organismos de control hagan cumplir lo que está establecido en la ley: a osotros
nos afecta, como productores de transporte de pasajeros en taxis, la presencia de estos malos elementos que salieron de las filas
de la institución, que tuvieron ya la oportunidad de ser taxistas, de servir a la ciudadanía y, sin embargo, cogieron, vendieron, cedieron sus acciones y derechos y después se compraron uno, dos y hasta tres vehículos particulares y ahora están amparados con lo del presidente actual, Guillermo Lasso, que dice que ‘el trabajo es libre’, pero no es así, porque si el Gobierno Central piensa irse por ese lado está muy equivocado, porque está afectando a todos los agremiados y cumplidores de la ley, los que estamos alineados a dar un servicio de calidad, esmerándonos en cambiar las unidades, en acceder a las tecnologías modernas que el ciudadano requiere; sin embargo, somos objeto de una competencia desleal, en este caso los carros que son de colores, los
que trabajan en aplicaciones de transporte tales como Uber, Cabify, InDriver, etc., etc. que están apareciendo, y si es que están
animados por el Gobierno Central para cubrir supuestamente esos espacios de trabajo están causando un grave daño a un sector
bien importante de la sociedad, el de los transportistas, los que se han formado por años para brindar este servicio con dignidad
y calidad.

¿Qué han hecho?
Los actuales dirigentes han tenido el acercamiento adecuado, pero no han tenido la presión suficiente para que las autoridades de control ejerzan lo que está establecido en la ley, en las normativas de la Ley de Tránsito y las ordenanzas que, por cierto, también son claras.

¿Y qué se debe hacer?
Valdría la pena consensuar unas mesas de trabajo conjuntamente con la Dirección de Movilidad y un buen sector del transporte para que se den los lineamientos correspondientes, porque no es tan sencillo decir ‘dejémosles trabajar’, porque eso causa grave malestar dentro del gremio.

“Los de colores” solo necesitan un cel…
No les implica mayores gastos, porque una aplicación no creo lucre, eso más es un lucro personal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.