La campaña vial que se inició el 30 de enero contempla radares de velocidad, señalética, sistemas de respuesta segura y más, con el fin de reducir siniestros.

Ayer se presentó la campaña de seguridad vial ‘Toda vida importa’, que impulsa la educación vial en el cantón, a fin de evitar los siniestros de tránsito, como uno de los principales objetivos. Esto, en el contexto de la colocación de radares de velocidad con fines de prevención para los conductores que superan los límites permitidos en la ciudad.

Radares de velocidad dentro de la campaña vial.
Radares de velocidad dentro de la campaña vial. http://laprensa.com.ec

La campaña la lidera el Municipio de Riobamba está fundamentada en cinco ejes que son parte del Plan Nacional de Seguridad Vial, que involucra aspectos como gestión, vehículos seguros, infraestructura, usuarios y sistemas de respuesta ante las emergencias.



El control de conductores, material didáctico, señalética, dispositivos de seguridad, así como garantizar la fluidez vehicular y una central semafórica para la sincronización de los dispositivos, son algunos de los elementos que componen la campaña, y fueron expuestos por Cristhian Villafuerte, coordinador de la dirección de Movilidad.

En este caso, Villafuerte dijo que para ejecutar los proyectos que la dirección mantiene han sido necesarios “convenios interinstitucionales, con empresas públicas y privadas, las alianzas estratégicas e inversiones”.

Nuevo radar informativo: iniciativa privada

En ese sentido, en la ciudad inicialmente ya se colocaron dos radares informativos que controlan la velocidad, y que según el director de Movilidad, Cristian Gavilanes, son dispositivos colocados por empresas que están interesadas en analizar las causas de los siniestros de tránsito y el Municipio únicamente dio el permiso ante el pedido de las empresas.

Otra empresa, de la que tampoco dieron el nombre, también colocó un nuevo radar, según los funcionarios municipales, su ubicación es en la altura del Cementerio General en la avda. 9 de Octubre; sin embargo, el equipo de Diario La Prensa fue a verificar el funcionamiento del mismo, pero no se encontró un dispositivo con las características tradicionales.

Al preguntar cuál es el interés de las empresas, Gavilanes respondió que la finalidad es la recopilación de datos que permitan al futuro tomar decisiones no empíricas, pues hasta el momento la dirección no cuenta con este tipo de información.

“No ha sido una intencionalidad buscada por las autoridades, sino una preocupación de parte de terceros que ha hecho que se genere estos vínculos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí