Propuesta para mejorar la Bioseguridad en Restaurantes

Entrevista a: Héctor Lomas, Propietario de Restaurante

0

El futuro de los restaurantes es incierto, algunos han optado por cerrar sus negocios, otros en cambio pasaron de dueños a empleados, con el fin de no dejar morir sus negocios, dijo Héctor Lomas Badillo, quien presentó una propuesta al Concejo de Riobamba para mejorar la bioseguridad en los locales de venta de comida. El empresario supo explicar la importancia de la bioseguridad y expuso su Propuesta para mejorar la Bioseguridad en Restaurantes.

Héctor Lomas, «las autoridades deben escuchar las propuestas de los ciudadanos y dar respuestas a las mismos, con el fin de salir adelante».

Se viene el cambio del semáforo de rojo a amarillo, ¿qué significa este paso para los propietarios de restaurantes de la ciudad de Riobamba?
No solamente tenemos que cumplir con los protocolos de bioseguridad que determina el COE Nacional, sino aportar con algo para mejorar la forma de prevenir el contagio del virus, que está matando a la población. . 

¿Qué deberían hacer las autoridades del cantón y de la provincia de Chimborazo para enfrentar el cambio de la semaforización por la pandemia?
Los que residimos en esta ciudad y provincia tenemos que aportar, y la responsabilidad de las autoridades es acoger las propuestas de la ciudadanía. Tuve la oportunidad de intervenir en la reunión del COE Cantonal en la que estuvieron el alcalde y los concejales, se hizo la presentación del proyecto debidamente sustentado con fotografías, vídeos sobre cómo dar mayor seguridad a las personas que asisten a un restaurante, pero la propuesta también se puede ampliar a otras profesiones y otras actividades comerciales de la ciudad. 

¿De aceptar la propuesta se podría aplicar en todo restaurante?
Éste es el objetivo. De manera pública estamos proponiendo algo que es factible para que los dueños de los restaurantes tengan una opción, porque si los restaurantes no actuamos de manera inmediata, estamos sentenciados a cerrar el negocio. Tenemos un peso de obligaciones, porque las condiciones económicas no nos permiten cumplir con los empleados, ya se ha tenido que despedir a algunos, y los dueños hemos tenido que convertirnos en empleados, incluso ganando menos del salario, porque la intención es subsistir y no dejar morir, pero eso no es dable. 

¿Qué han dicho las autoridades frente al planteamiento que realizó?
En el Concejo Municipal escucharon la propuesta, no la aceptaron ni rechazaron, solamente me dijeron que tenía que ponerme en contacto con un funcionario para analizar el contenido del proyecto. Esperemos avanzar con el planteamiento. 

«La liquidación de una empresa o un negocio significa desempleo de manera directa o indirecta», dijo Héctor Lomas. Propuesta para mejorar la Bioseguridad en Restaurantes. https://laprensa.com.ec

¿Cuál es la realidad de los restaurantes en la actualidad por la pandemia?
Hice un análisis de los restaurantes que existen en Europa, Asia y luego obtuve información a nivel nacional. En cuanto a la información del Ministerio de Turismo, la Cámara de Turismo del Guayas, se conoce que este tiempo de la pandemia se van a perder unos 300.000 empleos de la línea del turismo, el 60% de los restaurantes en la provincia del Guayas está al borde de la quiebra; otro dato que pude conseguir es que en Pichincha existen 7.000 restaurantes, de los cuales 700 ya han cerrado sus puertas, y esto significa que desaparecen 11.000 puestos de trabajo de manera directa. Y si las cosas no mejoran, en las próximas semanas habrá otro considerable número de restaurantes que van a cerrar.

¿Cuántos restaurantes hay en Riobamba?
En la ciudad de Riobamba se habla que existen 230 restaurantes catastrados, información procesada por el Municipio hasta el 20 de abril de este año. Más del 50% de los restaurantes que funcionan en la ciudad están en condiciones sumamente difíciles, porque tienen que asumir el pago de empleados, obligaciones de impuestos, Seguro Social, SRI, pago por los servicios de luz, agua y, lo más fuerte, el arriendo, y a todo esto le sumamos la competencia desleal, no formal, además tenemos que sumar la intervención de un intermediario, que es la persona que transporta nuestro producto hasta el domicilio, y esto significa el aumento de 1.5 a 3 dólares dependiendo la distancia que exista entre el restaurante y el domicilio, y estos costos adicionales que llegan al consumidor no nos permite mejorar o mantener un equilibrio económico; por lo tanto, el futuro del dueño de un restaurante es incierto, por todas estas situaciones que se presentan. 

¿Ahora qué les queda?, ¿innovar o morir?
Mi padre decía que la “necesidad es la madre de todo invento” por lo tanto lo que nos queda es reinventar, reajustar hasta nueva orden, es tiempo de quejar y también de proponer. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.