Perros comunitarios, una responsabilidad

0

Perros comunitarios Riobamba: En la “Sultana de los Andes” el control de la denominada fauna urbana es una prioridad, es por ello que para su regulación desde 2019 existe una ordenanza.

Perros comunitarios Riobamba
Perros comunitarios Riobamba: una responsabilidad. https://laprensa.com.ec

Situación.

“Recibimos varias denuncias ciudadanas de que varios perritos, de distintos puntos de la ciudad, habían sido retirados por personal del Municipio, del Centro de Rescate Integral Animal de Riobamba (CRIAR), entonces buscamos un acercamiento”, comentó Estefanía Camelos, integrante del colectivo “Riobamba Capital Animal”. Informó que cuando acudieron a la denuncia, específicamente ocurrida en la Av. Daniel León Borja, al llegar ya habían retirado a los perritos comunitarios (que son cuidados en salud y alimentación por la comunidad). Tras una conversación con el Director de Higiene del GAD Municipal, se indicó que estos perritos serían devueltos, al momento de cumplir con la Ordenanza de Fauna Urbana, vigente desde el año 2019.

Problema. La activista señaló: “el problema para que el Municipio los quiera retirar es porque estaban en plena avenida”. Informó además que el control de estas mascotas comunitarias es imposible, ya que no se encuentran encerrados ni amarrados, “su movilidad es libre, es imposible que estén en un lugar determinado, ya que existen vecinos que los alimentan en distintos lugares del barrio”. Otro factor problema es la falta de socialización de la ordenanza que indica los parámetros para tener un perrito comunitario. 

Acuerdo.

Afirmó Camelos que uno de los acuerdos alcanzados es que se realizará una adecuada socialización de la ordenanza y la creación de fichas para recopilar datos necesarios para registrar a los perros comunitarios. Entre los requerimientos está la necesidad de que el perro o perra estén esterilizados (lo que pretende impedir que exista una sobrepoblación canina en las calles), tener al día el carné de vacunas y un collar con placa en el que se señale que pertenece a la comunidad. Sobre este último requerimiento, la activista señaló que se pensará en otro mecanismo, debido a que los canes tienden a sacarse los collares o hay gente que se los retira, convirtiéndose en un problema. Es importante recalcar que las organizaciones mantendrán reuniones constantes con el fin de tratar estos temas, y este martes dos de marzo se pretende un nuevo acercamiento sobre este tema.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí