Accidente de estudiantes de la ESPOCH: El amor nació tras salvarla

0

Raúl rescató a Lili en el accidente de estudiantes de la ESPOCH del 2014, ahí murieron 10 personas, en medio del dolor floreció el amor.

Accidente de estudiantes de la ESPOCH: El amor nació tras salvarla
Accidente de estudiantes de la ESPOCH: El amor nació tras salvarla. http://laprensa.com.ec

Raúl lleva en su sangre la profesión de guía de montaña alcanzó la cumbre de todas las montañas del mundo.

El montañista recuerda que el 12 de mayo del 2014, Día de la Madre, venía del nevado Chimborazo, de 6.310 m sobre el nivel del mar.

Una llamada alertó sobre el accidente de un bus de la cooperativa Químiag, del cantón Riobamba, accidentado con 24 pasajeros.

Eran estudiantes de la carrera de Ecoturismo de la Espoch que venían de una excursión de la montaña El Altar.

Raúl recuerda que sacaron a los heridos y, mientras revisaba los asientos, tocó la mano de otra persona con vida en el último asiento.

Los retorcidos fierros no le permitían sacar a la sobreviviente con facilidad, pero hizo todo el esfuerzo. Momentos después, el vehículo, que estaba sostenido por un árbol, cayó al abismo.

Raúl es parte del Grupo de Rescate de Montaña (GRA), y a sus 48 años continúa subiendo a las montañas.

En el sitio del desastre

El día del accidente, Raúl venía del Chimborazo y fue solicitado el apoyo de los rescatistas del grupo. Al sitio de la tragedia acudieron el Cuerpo de Bomberos, la Policía Nacional y el Grupo de Rescate de Alta Montaña.

Raúl no sabía que Lili Jerez, quien ahora es su pareja, estaba en el vehículo accidentado.

En ese momento solo eran conocidos, pero luego se enamoraron. Durante el rescate, escuchó un suspiro. Lili estaba en el último asiento del bus que estaba sostenido por un árbol, y al sacarla del vehículo, éste cayó al abismo.

Llegó el personal de la Cruz Roja para prestar auxilio a los heridos. Mientras Lili fue trasladada a un hospital, Raúl continuó auxiliando en el rescate de los cuerpos sin vida.

El accidente la dejó 21 días en coma

Cuando Raúl salió del sitio del accidente, su misión era buscar en qué casa de salud estaba Lili y encontró en el Hospital del IESS en estado de coma, ella recobró el sentido a los 21 días.

Lili no conocía, ni veía. Preguntaba ¿quién eres?, no te conozco, solo escuchaba un sonido y veía una sombra.

A los dos meses Lili volvió a reconocer a la familia y a los amigos, pero cuando llegó a enterarse que sus amigos murieron y tres estaban heridos, nuevamente entró en otro estado de coma.

Posteriormente con la ayuda de los familiares y de los amigos, a los dos años volvió a caminar, tenía deseos de morir porque no quería vivir con tantas heridas en su cuerpo.

Lili, estudiante de Ecoturismo, volvió a caminar

A los cinco años del accidente volvió a caminar por sí sola, cinco años de cuidado, tratamiento y de terapias debido a las fracturas y los golpes en la cabeza.

Lili se volvió rebelde no quería saber nada, pero Raúl sugería que salga a caminar, hacer ejercicios, ella se sentía mal porque su sueño de ser guía de montaña se terminó.

Cuando salía a escalar tenía problemas porque salía sangre de la nariz, tenía inconveniente al subir y al bajar la montaña.

Nace el amor eterno

La parte sentimental empezó luego, cuando Raúl le invitaba a salir a la montaña o a escalar las rocas, a raíz de eso empezó a nacer el sentimiento de amor de parte y parte.

Raúl lo conocía a Lili cuando ella tenía 10 años, porque llegaba al almacén de artesanías de sus padres, iba con sus clientes que eran montañistas.

En broma, Lili le decía a Raúl ‘yo voy a ser tu mujer’ y él se sonreía ante las versiones de la niña.

Raúl salió fuera del país, a Bolivia y Alemania, al regreso al Ecuador después de 7 años se volvieron a encontrar en el Chimborazo, ella de 17 años iba a la montaña con Rodrigo Donoso y le invitaron a subir.

Lili solamente avanzó hasta los 5.400 metros de altura, mientras Raúl y Rodrigo subieron hasta la cumbre. Después de este encuentro nuevamente se alejaron.

A los 21 años Raúl y Lili se volvieron a encontrar, ahí Raúl le recordó que cuando era niña le decía ‘que iba ser su mujer’, pero Lili ya no se acordaba.

Le recordó su encuentro en el Chimborazo cuando tenía 17 años, y Lili le respondió, que no lo había dicho nada.

Puso en riesgo su vida

Cuando se enteró que Lili estaba en vehículo accidentado, dijo: “doy mi vida por ella, lo voy a rescatar” y lo hizo desafiando todo peligro.

Lo rescató y sigue ayudando en todo, siempre salen juntos a caminar, a trotar o a escalar las rocas, trabajan juntos en la actividad del montañismo que le agrada a la pareja.

Labores en el hogar

Comparten las actividades en la casa, mientras el uno barre la otra cocina, siempre existe una muy buena relación en la pareja. Raúl aprendió mucho en el exterior, en Japón.

Raúl dice que los hombres machistas no consideran a la mujer, porque creen que solamente sirven para la cama y tener hijos, y eso no va con él.

Una pareja llena de amor

El trato a Lili es: corazón, amorcito, cielo, hagamos tal cosa y de esa forma, todo marcha bien. Son padres de un hijo de ocho años, Jack Daniel. La mayor felicidad del hogar, de Lili y Raúl.

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

GOOGLE NEWS

CANAL DE GOOGLE NEWS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí