Lo malo es adueñarse de bienes y servicios fraudulentamente; ahora la gente que más tiene quiere más, la corrupción es un mal endémico dijo Manuel Chafla.

La corrupción es un mal endémico. https://laprensa.com.ec

¿Hacia dónde se encamina una sociedad que registra corrupción?
La corrupción es un tema delicado, pero que está de moda, pero es una situación de desigualdad social, porque para hablar de este problema hay que tomar en cuenta al Gobierno, a donde llegan personas que a más de ostentar un cargo y percibir el sueldo quieren tener más, por eso podemos relacionar que la corrupción. Actualmente podemos comparar a la corrupción con la pandemia del nuevo coronavirus, porque se va expandiendo por todo lado, también podemos comparar con una mecha de dinamita, porque prendida ésta sigue y sigue y no sabemos hasta dónde se extiende ni cuándo explota.

¿Por qué aparece la corrupción en la sociedad?
Por el poder económico y por la falta de los principios de honestidad y lealtad; antes se aplicaban valores que enseñaban los padres en cada uno de los hogares. Mi padre decía: “a la casa que vas, has lo debido y come lo que te den”… los primeros principios morales vienen de la casa.

¿Qué pasa en la actualidad? ¿faltan valores?
Ahora es diferente, mientras más tienen más quieren. Si un asambleísta gana un sueldo de 5.000 dólares quiere más, y eso también es corrupción. Corrupción es también cuando un ciudadano va a comprar, y para no pagar el impuesto le dice que no le facture, y así estamos corrompiendo tanto al expendedor como al consumidor. Asimismo, vemos que el mal de la corrupción es una mal que nunca se va acabar, si no existe un adecuado control de la autoridad.

Si bien considera que no va acabar la corrupción, ¿qué hacer para controlar? ¿será de elegir bien?
Escoger a personas honestas y con manos limpias, no como ahora que dicen en los discursos de posesión de los cargos que entran con las manos limpias y que van a cortar las manos a los corruptos y, sin embargo, son los que perjudican al Estado. No puede ser que las personas que están propiciando el buen vivir y que están diciendo que no debe haber corrupción son las que están entre los corruptos y cometiendo graves infracciones como peculado; el mismo hecho de falsificar los carnés de discapacidad para beneficiarse de la importación de vehículos, esas también son inmoralidades, por eso considero que la formación viene de la casa, donde se nos ha dicho que tenemos que ser buenos ciudadanos siempre.

¿Qué dice el ciudadano sobre el tema corrupción?
No se puede decir, como algunos aseguran: “robó, pero hizo obras”; yo no puedo entrar a un banco con dos pistolas, llevarme dos millones de dólares, salir a repartir a los pobres, y luego decir: “robó, pero repartió a los pobres” ¿dónde quedaría la infracción del robo?, tiene que ser sancionado, el Código Orgánico Integral Penal contempla todo tipo de infracciones como peculado, cohecho, concusión y otros. La corrupción es un mal endémico que parece que nunca se va a acabar, porque si permitimos que siga entrando al gobierno gente de una determinada línea política, y cuando comete un acto de corrupción en vez de ayudar a esclarecer y a condenar mejor trata de tapar. Salen de un ministerio y pasan a otro o van a las embajadas, eso no está bien, así no se actúa.

¿Si bien se menciona que la educación empieza en el hogar, ¿qué papel harían los planteles educativos a través de sus maestros para continuar formando en valores?
La educación es la base de toda cultura, mientras más preparado sea una persona habrá menos corrupción. Pero la preparación no tiene que ser para tener colgado el título en la pared, sino que debe estar formado con principios morales, estar dispuestos a servir y no a servirse de los demás. Hay que cumplir con la ley y pagar los servicios básicos. No debemos considerar que el haber logrado un mejor título es para enriquecerse más.

¿Sería prudente que los jubilados que hayan tenido trascendencia conformen un grupo para educar a las futuras generaciones en temas de transparencia y honestidad, que tanto hace falta?
Considero que las personas que han entregado su vida al trabajo público como privado han cumplido con su deber; sin embargo, pueden hacerlo, pero la formación tiene que ser desde el hogar, el trabajo es de los padres con los hijos y con los nietos. Lo malo es coger de otras personas, es condenable enriquecerse ilícitamente, lo malo es adueñarse de bienes ajenos ilegalmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí