Cristina Cucurí, lideresa de las mujeres de los sectores rurales, considera que ni siquiera las universidades estuvieron preparadas con sus plataformas para desarrollar la educación virtual, mucho menos las unidades educativas en el sector rural. A su criterio, la precarización del sistema de educación en estas zonas se profundiza. Destaca que en comunidades como los Llinllines ni siquiera entra la señal del celular. Para la exconcejala de Riobamba se debe hacer efectiva la recuperación de los dineros de la corrupción para ser invertidos en la zona rural. 
C ¿Qué antecedentes se pueden tomar en cuenta en el ámbito de la educación?
Tenemos que ver primero que el sistema de educación pública se ha ido precarizando desde hace varios años atrás. En 2015, en Chimborazo se analizaba sobre el cierre de las escuelas comunitarias; fueron algunas propuestas que habíamos planteado desde la participación de padres y madres de familia que tenían a sus hijos e hijas en las escuelas y colegios del sector rural. Una de ellas es el libre ingreso de la universidad, el fortalecimiento de la educación en el sector rural de acuerdo con las características de la zona. El propósito era proyectarse hacia la vida, no una educación vertical sino un sistema de interaprendizaje; también se proponía la reapertura de las escuelas; estas y otras propuestas se habían presentado al Movimiento Indígena y al Conaie que estaba liderando el proceso. Las autoridades han repetido que no estaban preparadas para esta pandemia, pero han pasado casi seis meses desde que apareció el nuevo coronavirus en China. La enfermedad ha afectado varias áreas, fundamentalmente los temas de salud y de educación. En esta última, unidades educativas primarias, secundarias y universidades no estuvieron preparadas para la educación virtual. Incluso hubo universidades que retrasaron el tiempo para adecuarse y para capacitar a los profesores sobre las plataformas.
C ¿Cómo se desarrolla la educación virtual en el sector rural?
En cuanto a la educación virtual de los sectores rurales hemos visto y se ha comentado desde los sentires vivenciales de padres y madres que los niños están frustrados. En los sectores rurales no había una materia específica para introducir al manejo de la computadora; ha habido niños que manipulando han aprendido. Por otro lado, no hay señal de internet. Si en la ciudad está deficiente, imaginémonos en los sectores rurales. Geográficamente hay comunidades que están cercanas a la capital de la provincia o ciudades de los cantones, que posiblemente tienen mejor cobertura, no buena, pero hay comunidades en Columbe, en la zona de Llinllines donde no entra ni la señal del teléfono celular. Están los padres y madres de familia junto con los niños escuchando cómo mismo son las clases virtuales y, a veces, manipulando los computadores; la falta de interactuación con los profesores también es un limitante. Los docentes también decían que están atareados, que tiene que subir documentos e informes, lo único que está haciendo desde lo nacional es decir qué tienen que cumplir, sin que importe si aprenden, si analizan, si argumentan los niños de los sectores rurales. Esa es una consecuencia de no mirar más allá y precarizar el sistema de educación pública en el país. No imagino cómo están las escuelas del sector rural, si las universidades que son educación superior no estuvieron preparadísimas para una educación virtual.
C ¿Qué hacer con estas desigualdades?
Creo que una de los temas fundamentales es la priorización de la educación, de la que siempre hemos estado hablando, pero ahora habrá afectación por los recortes presupuestarios y sigue presente el tema de la corrupción. Sabíamos que desde muchísimo años atrás, incluso antes de Correa, los gobiernos de turno han visibilizado y han sido parte de la corrupción y ahora mucho más con el dolor que las familias sienten con la crisis sanitaria; vemos cómo se saquea y se roba. Entonces, tenemos que vigilar el uso de los recursos y que haya cero tolerancia a la corrupción. Este Gobierno planteó la recuperación de dineros, pero ninguna persona ha devuelto lo que saquearon al país. Esos recursos deberían ser recuperados para ser invertidos en el sector rural, porque si no seguimos con el cuento que el país no cuenta con ingresos, que es pobre a sabiendas que es rico y que ha sido saqueado por los gobiernos de turno. Se debe articular de mejor manera con los profesores que conocen la zona; hemos visto la creatividad de algunos maestros de Bolivia, Perú y Ecuador que están comprometidos con la educación y que más allá de un sueldo están comprometidos y salen a las comunidades de casa en casa para dar las tareas. Hay que buscar otra manera y considerar que en algunas comunidades sí tienen teléfonos de alta gama, pero otras no, y además a veces hay que subir al páramo para ver si llega la señal; también se debe buscar donde hacer recargas.A

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí