Entre la belleza y el culto hacia los cuerpos

0

Los certámenes de belleza se remontan a la antigüedad. Se dice que, en los tiempos en los que tuvo sus inicios, es decir, la Europa del Medioevo, se realizaba este tipo de certámenes con el fin de escoger a quienes se coronarían, al día de hoy, como reinas y reyes de belleza. La diversión, se comenta, no faltaba en ese entonces, aunque, como en estos tiempos, existía gente, como los bufones o los arlequines, quienes, a través del humor, criticaban el hecho. Entre la belleza y el culto hacia los cuerpos.

Entre la belleza y el culto hacia los cuerpos. https://laprensa.com.ec

La historia señala que el primer concurso de belleza moderno se llevó a cabo por P. T. Barnum, en 1854, pero fue cancelado por varias protestas, y entre ellas se acusaba a Barnum de maltrato animal, por ofrecer números circenses con animales. Pero, a pesar de toda la controversia, Barnum estableció el inicio de una era en la que la belleza, la estética podría llegar a ser evaluada. Y esa herencia no es distinta a la que se ha llegado a tener en el país, como en casos de la elección de Miss Ecuador. Y, yendo al ámbito local, en Riobamba se ha tenido “soberanas” o representantes de la belleza de la mujeres del cantón.

La belleza en Riobamba y el dinero público

En 2021 se realizó una consulta ciudadanía para la reforma en la que se establecía que los impuestos no podrían financiar los concursos de belleza, sobre todo aquellos que se realizaban para elegir a la reina de Riobamba. “¿Estás de acuerdo en prohibir el uso de recursos públicos municipales para la organización de certámenes públicos? La consulta fue promovida por Nathalia Urgiléz, quien es concejala de Riobamba.

Según la autoridad, la normativa garantizaría “la sostenibilidad del proyecto Casa de Acogida para Mujeres Víctimas de Violencia”, e incluiría la prohibición del uso de los recursos públicos para la organización de los certámenes de belleza por parte del Municipio de Riobamba. Con todas estas circunstancias, en este medio de comunicación se realizó un conversatorio sobre el lanzamiento de la elección “Reina San Pedro de Riobamba”. En el mismo que estaban involucrados Lizeth Cerda, exvirreina del cantón; Bolívar Argüello, David Cabezas y Fernando Trujillo. Tras la elección de Johanna Castillo, los organizadores se fragmentaron y no fue suficiente una reina financiada por la empresa privada, por lo que ahora la “Ciudad de las Primicias” tendría dos.

La inclusión de los hombres, ¿un avance?

Al día de hoy, con una nueva manifestación de lo que significa la masculinidad, han tenido más acogida los concursos de belleza de hombres. Pero, no son tan nuevos como se los podría catalogar. Los mismos nacieron en 1988, gracias a Alex Liu, director de distintos concursos en Singapur. Liu decidió organizar el primer concurso de belleza masculino en ese país, denominado “Manhut”, cuya traducción en español sería “Cacería de Hombre”. En 1993 se llegó a internacionalizar gracias a Rosko Dickinson. En la ciudad también hay representantes de la belleza masculina de Riobamba. Aquí se desarrollan dos certámenes: el Rey de Chimborazo y el Mr. Model y éstos, igual, son organizados por distintas personas que pertenecen a empresas privadas.

Pero, ¿el hecho de evaluar la belleza como una virtud es inclusivo? ¿Se puede llegar a los límites de la expresión de la masculinidad a través de esta clase de concursos? Lo más recurrente, las críticas, que llegan desde la ciudadanía con respecto a esta clase de eventos tienen que ver con la orientación sexual de los participantes, tema que poco o nada deberían importar, pues, son seres humanos que le dieron mayor relevancia a la construcción de la estética y a su concepto que envuelve a la belleza. Lo que podría ser una cuestión de análisis y discusión es lo que el sociólogo Pierre Bourdieu denominó como “violencia simbólica”.

La belleza como virtud y la violencia simbólica

Siendo una sociedad que podría ser calificada como un espejismo, o que vive del cómo se vende, la belleza, lo que se considera estéticamente aceptable, tendría más oportunidades de sobresalir que aquello que no destaca visualmente. Oscar Wilde manifestaba que la belleza, la auténtica belleza acaba dónde comienza la expresión intelectual, ya que “la intelectualidad, destruye la armonía de cualquier faz”. Pero, más allá de la literatura, la violencia simbólica se reproduce y se evidencia cuando hay relaciones asimétricas que pueden construirse a través de distintos recursos, como en este caso puede ser la estética. Bourdieu asegura que estas formas de violencia podían también señalarse en la política y la economía.

Influencia de este tipo de eventos
¿Se reproducen estos mensajes a través de aquellos certámenes? Es preciso analizar el papel que cumplirían estos representantes en el desarrollo de una sociedad más inclusiva, y eso lo veremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.