El impacto social LASSO Y LA ASAMBLEA

0

“La Asamblea no quiere colaborar” fue la tesis que manejó el presidente Guillermo Lasso en su espacio “Encontrémonos por la Ciudadanía”, de la semana anterior. Y, desde entonces, se propuso gobernar sin tomar en cuenta a este Poder del Estado. “No importa que no nos aprueben leyes importantes”, manifestó en otro espacio, y “lo haremos vía decretos y reglamentos”. Lasso, el 29 de marzo, hizo un recuento de los proyectos de ley y de reformas que ha enviado a la Asamblea, y que éstos no han tenido mayor respuesta por parte del Legislativo. Entre los cuerpos legales manifestó que se encuentra la Ley de Comunicación, la ley que reformaba a la educación superior, y ahora, al no tener “esperanza” en el Legislativo, teme que su Ley Laboral corra la misma suerte que la Ley de Atracción de Inversiones. Al declarar que no se tomará en cuenta a la Asamblea Nacional para gobernar se evidencia, según analistas, un “rompimiento” en las relaciones de estos dos poderes. La última crítica de Lasso al Legislativo aseguraba que algunos asambleístas “solo viven con la mano en el bolsillo para contar el dinero que se han robado, y ese es el dinero que falta aquí”. Estas declaraciones las dio en Archidona, en un centro de desarrollo infantil. El impacto social LASSO Y LA ASAMBLEA.

El impacto social LASSO Y LA ASAMBLEA. http://LAPRENSA.COM.EC

¿Está conforme con la gestión de G. Lasso ?
Lamentablemente, como todas las elecciones, y todas las autoridades pertinentes, siempre crean expectativas, pero no se llegan a cumplir al 100%. Por razones fundamentales, que pueden ser económicas, administrativas, o porque sinceramente no lo desean hacer así por su ideología. Sinceramente, hasta la presente fecha la gobernabilidad de Lasso nos deja mucho que desear. Pienso que -en un inicio- se tendría que ver a su equipo fundamental. Podemos decir que seguimos con la misma idea del gobierno anterior, no me refiero a Lenín Moreno, sino a Correa.

¿A Lasso le habría ido mejor si mantenía la alianza con el PSC?
Yo nunca estuve de acuerdo con esos pactos, sobre todo con los del partido Social Cristiano. Los del socialcristianismo no hablan la verdad, ellos hablan bajo la influencia de sus líderes, de su partido y prima su ideología, es decir que no velan por la sociedad. Pero, por otro lado, hizo alianza con Pachakutik, un partido que se dice de izquierda, que buscaba sobresalir y mejorar la condición del indígena, pero es interesante lo que están haciendo. Estamos viviendo lo mismo con las dos líneas ideológicas, no hay una diferenciación entre la izquierda y la derecha en el país. Están aprovechando su puesto, su autoridad, su dignidad.

¿Habría facilitado la gobernabilidad un pacto con el correísmo?
Personalmente, creo que hubiéramos caído en el fondo. Si no es el 100%, lo más probable es que sea el 90% de los ciudadanos quienes creamos que el gobierno de Correa fue nefasto. En el nunca se hizo nada a favor de la ciudadanía de manera transparente. Por ejemplo, dicen: “hizo carreteras”, ¡sí, las hizo!, pero al doble del precio que correspondía; “se ha hecho hospitales”, ¡también!, pero se evidencia que ya no nos sirven… No tenemos ningún desarrollo notable que nos quede algo satisfactorio para el pueblo o para nosotros, los profesionales.

Entonces, ¿qué debería hacer Lasso para asegurar su liderazgo?
Se le pediría -como ciudadano- que se libre de toda esa clase de funcionarios que le están haciendo mal. Una vez que él barra y limpie su gabinete, manteniendo estos personajes fuera del Gobierno, tendrá un poco más de claridad, de tranquilidad para hacer las acciones que debe. Para consolidarse como estadista también debería concentrarse en el ámbito de la educación. No debe descuidar la salud, tampoco debe pasar por alto el control de los precios de los alimentos diarios. Y, otro tema que no debe olvidarse Guillermo Lasso es el precio de los combustibles, esto es fundamental, tomando en cuenta que eso fue olvidado en el ‘des-gobierno’ de Lenín Moreno.

¿Qué se ve a futuro? ¿El Gobierno cumplirá con su plan de desarrollo?
Como en todos los gobiernos, no lo llegan concluir, no llegan a satisfacer al 100%. Siempre se llega a un 15%, para ser exagerados, pero no porque no han podido, sino porque no han querido: no hay una planificación estratégica para generar proyectos, producir esquemas que nos beneficien y viabilicen la amplitud de un estado económico que alce y mejore nuestra economía familiar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.