¡Desesperado clamor!

0

“Ruego a las autoridades competentes, al coordinador de Trasplantes, al IESS, que realicen la derivación internacional de mi hijo para su tratamiento, ya que en la Constitución está el derecho a la vida y a la salud, que no se vulneren sus derechos, y que no sea una cifra más de los que no alcanzaron a trasplantarse”, dijo llorando María, madre de un tierno niño de un añito. ¡Desesperado clamor!

Detalles. Y es que María vive una verdadera pesadilla, formulando el llamado desesperado para que se atienda su pedido. El niño requiere urgente de un trasplante hepático, que es el reemplazo de un hígado enfermo por uno sano alógrafo. La técnica más comúnmente usada es el trasplante ortotópico, es decir que el hígado del paciente enfermo es reemplazado por el hígado del donante, que en este caso es el papá del ‘angelito’.

El niño, al momento, permanece hospitalizado en el ‘Roberto Gilbert’ de la ciudad de Guayaquil. “En Riobamba estaba en el Hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, y de este lugar nos derivaron al ‘Baca Ortiz’ de Quito, y allá permaneció un mes y no hicieron casi nada, solo le realizaron cirugías explorativas, ante esta situación regresé a Riobamba y un doctor particular me dijo que mi hijo no podía estar sin ningún diagnóstico, que busque otras opciones y decidí ir a Guayaquil, y en el Hospital de Niños ‘Roberto Gilbert’ permaneció un mes, pero nos han dicho que tienen que derivarle a otro país para poderlo operar”, se lamentó.

Pedido. Médicamente del Hospital de Guayaquil deberían pedir al Hospital del IESS que realice los exámenes pertinentes al donante, que es el papá del niño, “pero hasta que le deriven y le realicen los exámenes se demora mucho y mi niño no puede estar más así”…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.