Déficit de atención infantil: La educación virtual en los niños ha causado ciertos problemas de atención o de hiperactividad. Actualmente, en el Hospital Pediátrico “Alfonso Villagómez” existe un aumento de casos con problemas de síndrome de hiperactividad.

Déficit de atención infantil, Ketty Paz y Miño, médico pediatra.
Déficit de atención infantil, Ketty Paz y Miño, médico pediatra.
https://laprensa.com.ec

Ketty Paz y Miño, médico pediatra de esta casa de salud, explicó que es sorprendente el aumento de niños que acuden con sus madres preocupadas por el advenimiento de la educación virtual y las consecuencias en los niños.

Para saber. “El síndrome de hiperactividad, del espectro autista, no permite atraer la atención en la computadora o los dispositivos para las clases virtuales. Los padres, por exigencias de la sociedad, deben salir a trabajar y son terceras personas que se quedan a cargo de los niños, ocasionando que no logren captar y empiecen a tener ansiedad y depresión”, dijo.

Información. Con el inicio de clases, a nivel virtual, los niños se encuentran ocupados, pero es muy difícil mantener la atención su atención.

Dentro de las aulas, en clases presenciales, para la maestra era difícil mantener quietos a los niños, esto empeora aún más, con las clases virtuales y un dispositivo que hace emisiones y puede provocar, hasta algún tipo de afección en la salud.

La profesional en pediatría consideró que mantenerle sentado todo el tiempo hace que sea más vulnerable, por ello necesita del acompañamiento de una persona adulta, que sea un familiar. “Es necesario que sea un familiar, porque si no lo es el niño va a pasar por alto este tipo de conductas, ocasionando problemas en alteraciones gastrointestinales: diarrea, dolor abdominal o también falta de sueño”.

Datos: Déficit de atención

Paz: “Los maestros deben impulsar mayor activi- dad física, de lo contra- rio la educación va irse para abajo y, por ende, el problema será para toda la familia”.

Recomendación. Paz recomienda darse un tiempo para poder compartir o jugar con los niños, “quizá no sacarle al parque o donde estén mucha gente, pero sí al patio, a la terraza, distraerse, hacer ejercicio o jugar”.

Adaptables. Los padres deben dedicar un tiempo a jugar o distraerse con los niños, porque al ser mucho más adaptables a situaciones -más que los adultos-, pero, siempre y cuando sepa explicar la situación.

“Volver a la educación de antes”

El niño necesita mucho ruido y color para lograr la atención y el cambio continuo en la misma posición, y el taparle el rostro solo ocasionará que el niño se vaya, se pierda y no capte las enseñanzas del maestro. La profesional de la salud recomienda establecer una educación mucho más didáctica, como antes, con manualidades, volver a las tablas, ábacos, rompecabezas… para educar y enseñar bien.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí