Riobamba/ Desde la “Ciudad Sultana”, una pareja venezolana se ha animado a cruzar la Sierra ecuatoriana para tratar de llegar a Colombia, esto a fin de estar más cerca del retorno a su país. Un rumor habría corrido entre la comunidad venezolana anunciando que por el norte habría paso libre. La verdad es que la información era falsa, porque Colombia ha prohibido el ingreso como una estrategia para detener el avance del nuevo coronavirus. En ese sentido, el canciller José Valencia se pronunció -este viernes- sobre un posible corredor humanitario para permitir el paso de venezolanos hacia su patria, y señaló que ello no depende únicamente de Ecuador.


Condiciones. “A pesar del optimismo con el que llegaron, migrantes venezolanos están retornando al país de origen, porque hemos sufrido dos situaciones difíciles: el paro de octubre pasado, cuando no tenían para subsistir, y esta vez la pandemia. Tenían negocios propios, vendían caramelos, ofrecían mano de obra barata en restaurantes, discotecas, bares y, al obligarse al cierre estos locales, se encontraron desamparados”, afirmó Marcelo Cárdenas, técnico de la Casa del Migrante y presidente de la fundación “Migrantes Retornados de Chimborazo” (Mirech).


Testimonios. A la Casa del Migrante, venezolanos han reportado que les han pedido que abandonen sus viviendas y a otros les han dicho en los trabajos que regresen cuando retorne la actividad económica. “Varios están con niños, con problemas de salud, y tenemos el caso de una niña con convulsiones que no fue atendida en un subcentro, porque le habían señalado que no estaban con los implementos de seguridad”, aseveró.


Pedido. Los migrantes estarían vendiendo lo que tienen, incluso sus teléfonos celulares, para poder avanzar. “El Estado ecuatoriano debería tomar en cuenta este asunto para tener un corredor de retorno y asistir humanitariamente a los hermanos venezolanos”, acotó. “Daisy” cuenta que su esposo, que trabajaba en albañilería, ha avanzado hasta Quito, pero la situación está difícil, y ella está en Riobamba tratando de subsistir; tenía la esperanza de poder vender algunos productos agrícolas, pero en el “Mayorista” ya no hay la posibilidad de comprar al menudeo.A

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí