¡Conectar con la naturaleza es la cura para el espíritu!

0

La naturaleza y sus elementos siempre han sido una fuente de energía e inspiración para el ser humano, la sensación de caminar en la tierra activa una serie de respuestas positivas que liberan sentimientos incómodos acumulados, y son esas emociones a las que estamos expuestos día tras día por las rutinas. El acercamiento con la Madre Tierra no es un mito, sino que incluso la historia de nuestros ancestros asegura la importancia de la relación con la ‘Pachamama’ y el Cosmos, comprendiéndonos de este modo como seres terrenales y cósmicos. Quizás pequeñas acciones que incluso pueden ser imperceptibles nos dicen el nexo con los elementos del universo, como cuando atrapamos los rayos de una energía poderosa llamada Sol, y éstas y muchas otras acciones que demuestran el privilegio de comprendernos como parte de lo natural. ¡Conectar con la naturaleza es la cura para el espíritu!

Historia. Fueron muchas formas que las civilizaciones tenían para concebir el orbe, se conoce que los pueblos indígenas contaban con los conocimientos y uso de la naturaleza y el universo que se convertían en rituales y prácticas para interactuar con la comunidad, y actualmente se han convertido en tradiciones, ya que han sido compartidas de generación en generación, dentro de los saberes ancestrales encontramos los conocimientos sobre la flora y fauna, medicinas tradicionales, ritos de iniciación, danzas, rituales de limpieza, ceremonias para pedir y agradecer, entre otras. Estas creencias se convirtieron además en la cultura e identidad de los pueblos y nacionalidades; sin embargo, debido a la globalización, muchas de estas comunidades han perdido estas prácticas o, a su vez, se ha malinterpretado y ha provocado el tráfico de estos rituales incluso en manos de personas que solo buscan una recompensa económica y no porque realmente tengan un conocimiento válido.

A saber. La naturopatía es una disciplina que forma parte de la medicina alternativa; así, Ricardo Silva, naturópata, dijo: “hay veces que las personas dicen que para curarte con la naturaleza tienes que conectarte con ella pero en realidad es desconectarse con el entorno para realmente sentirla, se debe entender que los seres humanos tenemos diferentes elementos, como son: aire, agua, tierra y fuego, los mismos que actúan como un imán hacia el planeta; asimismo, la Tierra está asociada a una madre es por esa razón que cuando la tocas tiene la capacidad de recordar el proceso de gestación y nacimiento. La naturaleza es muy curativa porque está alejada de las frecuencias que interrumpen una verdadera conexión”.

Limpiar energías

Rosa Marcillo, más conocida como ‘La comadre María Piedad’, quien pertenece a la Fundación cuencana de medicina ancestral llamada ‘Intikillahaya’, señala que es parte de una familia ancestral, ya que su padre fue un naturista muy reconocido, y esa fue la principal motivación para seguir el mismo legado. “Algo que recuerdo es lo que sabía hacer con las plantas, y de esta manera nosotros realizamos limpias usando plantas; esta práctica ayuda a liberar las malas energías, ya que al ser seres sociales estamos expuestos a una infinidad de encuentros y las energías siempre se transmiten y se pegan, los síntomas de que una persona tiene cuando se siente con una energía negativa es el agotamiento, decaimiento, pereza, dolencias, entre otras, entonces esta actividad permite soltar y recuperar la vitalidad, devolver el bienestar al cuerpo porque las plantas tienen ese poder curativo”.

Detalles. “En la vida se necesita la salud, amor y dinero entonces las limpias cumplen esa función de la limpieza del espíritu, es decir, cuidar de nosotros mismos para mejorar el estilo de vida, esa limpieza interna, desintoxicar el alma y liberar las energías que a veces no deja continuar, ni desarrollarse en las diferentes esferas de la vida cotidiana”, manifestó ‘La comadre’. Se recomienda cada año al menos realizar tres limpias para siempre contar con buena energía y completa predisposición.

Creencias. Nuestros ancestros daban gracias a la naturaleza realizando los cuatro Raymis que son: Kapak Raymi (nacimiento del Sol como inicio del nuevo ciclo), Killa Raymi (inicio de la siembra, fiesta de la Feminidad), Kapak Raymi (deshierba o conocida como Fiesta de los Niños) e Inti Raymi (agradecimiento por las cosechas), “estas celebraciones son para reconocer que la tierra junto a los otros elementos del universo proveen de alimentos para continuar con el ciclo de la vida, por eso diariamente debemos tener también ciertas acciones de agradecimiento, ser recíprocos con lo que nos brinda la Madre Tierra”, resaltó Marcillo. Asimismo, “la naturaleza es tan bonita porque brinda un sinnúmero de plantas medicinales con las que se puede realizar expectorantes, infusiones incluso los medicamentos están hechos a base de las plantitas”, acentuó. Los elementos más comunes utilizados para las limpias son: velas, huevo, plantas y aceites que ayudan a sacar la mala energía.

Agradecer. No dejar una huella ambiental es importante para agradecer, y ser conscientes del daño que el ser humano con sus actividades cotidianas impacta a la naturaleza, “si no cuidas los bosques, no cuidas los animales, no cuidas el agua, éstos y mucho más son seres con vida, incluso hay una base muy antigua en la que narra que todos estos elementos se llamaban seres elementales; sin embargo, el crecimiento y transformación humana también ha impedido seguirlos visualizando. Entonces, cuando se aprende a cuidar realmente la naturaleza con acciones pequeñas como regar las plantas, sembrar árboles, consumir productos orgánicos y demás también estás agradeciendo al entorno por todo lo que brinda”, resaltó Ricardo Silva, naturópata.A

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.