Comercio en la Carabobo paralizado

Las tareas de reasfaltado en una arteria vial del centro se desarrollan en el horario de labores, hecho que molesta a los comerciantes, porque han sufrido tres golpes de k.o.: “paro de octubre, la pandemia y los trabajos” .

0
Comercio en la Carabobo paralizado. https://laprensa.com.ec

Comercio en la Carabobo paralizado. En la entrada a su negocio de ropa, ubicado en la calle Carabobo, Rocío Caranqui limpia constantemente las chaquetas que ha puesto en los maniquíes que, desde el lunes pasado, se han colmado de tierra debido a las labores de reasfaltado impulsadas por el Municipio de Riobamba.

Allí, dos sentimientos dividen la mente de los comerciantes de la calle Carabobo. Primero, una situación de angustia y asfixia, por el detrimento comercial afrontado en tres momentos: el paro nacional, la pandemia de la Covid-19 y estos trabajos. Segundo, agradecimiento, porque la vía “daba lástima” y los baches eran los grandes protagonistas.

A este sitio, la maquinaria y trabajadores llegaron desde el pasado lunes para continuar con la tercera etapa de reasfaltado; abrieron una parte de la calle Carabobo, desde la Olmedo hasta la Boyacá y, hasta ayer, realizaban trabajos de ampliación de las veredas de la referida calle. 

Comercio en la Carabobo paralizado. https://laprensa.com.ec

Molestias. José Luis labora en el sector, y prefiere omitir su apellido por miedo a represalias. Dice que en las tres semanas que han podido trabajar desde que Riobamba cambió su semáforo a amarillo no han sido suficientes como para levantarse del embate de la crisis económica. Él espera que las autoridades se pongan la mano en el pecho y planteen una alternativa para que las ventas no decaigan y los clientes se alejen por el tiempo que se van a tomar para ejecutar la obra.

En el mismo sector, Víctor Zumba cree que esta obra debió haberse ejecutado durante la semaforización de color rojo, cuando las personas no salían. Zumba dice que el Municipio no ha socializado la fecha del inicio de estos trabajos. “Tuvimos la sorpresa cuando llegó la maquinaria y empezó a trabajar… estas obras nunca las socializan con el sector involucrado”. En la tienda de este comerciante, durante casi toda la mañana, no han entrado muchos clientes.

En esta coyuntura apenas logran vender entre 150 y 200 dólares. Por otro lado, José Luis añade que al día logra vender unos 15 dólares y hasta el momento no sabe cómo hará para pagar los cerca de 500 dólares de arriendo.

Rocío Caranqui dice que las ventas han bajado porque no pasa la gente y además la ropa se daña por el polvo. El paro nacional y la llegada de la pandemia han impedido a este sector recuperarse económicamente. Durante los trabajos, varios locales tuvieron que cerrar sus puertas, ya que se realizó el relleno de las veredas.

Pedido. De su lado, Edgar Medina, director municipal de Obras Públicas, solicita a la ciudadanía mucha paciencia, pues, refiere que no pueden realizar este trabajo en otros horarios porque eso implicaría mayor gasto en la obra. Además, la pandemia retrasó las labores que ahora se han retomado, señaló al finalizar. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.