Reviviendo la tradición del Animero

0

Por primera vez, los riobambeños vivieron de cerca la tradición del Animero en las inmediaciones del Cementerio General de la ciudad. La concurrida asistencia hizo que, en ciertos momentos, se perdiera la atmósfera solemne del lugar. Reviviendo la tradición del Animero.

Reviviendo la tradición del Animero.http://laprensa.com.ec

A partir de las 20:00 h, un grupo de artistas, pertenecientes a la Red de Artistas y Espacios Escénicos Independientes de Chimborazo, realizó un recorrido por algunas tumbas del Camposanto, contando las historias de varios de los difuntos que yacen allí, denominada ‘Ánimas y Recuerdos’.

Con un toque sombrío y jocoso, narraron biografías y leyendas icónicas que fueron estudiadas y preparadas con respeto y cautela con el apoyo de historiadores y trabajadores del lugar. Entre ellas, la vida de figuras ilustres de la localidad, como Miguel Ángel León; historias conmovedoras de personas comunes; y, leyendas. “La que más me sorprendió fue la de la tumba abandonada que no tiene un cuerpo en su interior y que los trabajadores apuntan a que se trata de la tumba de una religiosa, ya que la figura de dicha mujer suele recorrer esa lápida por las noches”, citó Gabriela Lomas.

Puesta en escena

Después de la puesta en escena, el esperado Animero llegó. Vestido con una túnica blanca con capucha, hizo sonar la campana de bronce mientras recorría los largos y oscuros senderos del Cementerio. Por la rapidez de su paso y la de los miembros de seguridad que lo acompañaban, poco se pudo apreciar del resto de su tradicional investidura como la calavera, crucifijo y fuete.

La gran afluencia de personas durante el recorrido llegó a un punto en el que se perdió el sentido y respeto por el espacio sagrado. La algarabía de las multitudes, las risas y las conversaciones animadas a veces se volvían estridentes, lo que dificultada la apreciación de las obras teatrales de las historias compartidas en torno a las tumbas y de los rezos que el Animero hacía para las almas del Purgatorio. Luis Silva comentó que la iniciativa le pareció interesante y fuera de lo común, ya que nunca había visto de cerca esta tradición; sin embargo, “no pude escuchar todas las historias, todos corrían o habían murmullos y risas. Deberíamos ser más respetuosos para disfrutar y entender las tradiciones”, dijo.

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

GOOGLE NEWS

CANAL DE GOOGLE NEWS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí