Detalles del plan para el regreso de Rafael Correa revelado en Fiscalía

0

Versiones y testimonios de los casos relacionados con la corrupción judicial apuntan a Rafael Correa y otras figuras de la revolución ciudadana.

Detalles del plan para el regreso de Rafael Correa revelado en Fiscalía
Detalles del plan para el regreso de Rafael Correa revelado en Fiscalía. http://laprensa.com.ec

En los últimos cuatro meses, la Fiscalía ha revelado cuatro casos que exponen la corrupción judicial.

Los casos Metástasis, Purga, Plaga e Independencia Judicial evidencian la influencia de la política y el crimen organizado en la justicia.

Jueces, fiscales, abogados, policías y políticos, así como autoridades y funcionarios de la Judicatura. Todos, supuestamente, participaron de estructuras para beneficiar a narcotraficantes, sicarios y políticos con fallos judiciales a su favor.

En la mayoría de estos hay rastros coincidentes que apuntan hacia el correísmo.

Menciones, chats, testimonios y hasta el procesamiento de Ronny Aleaga, exlegislador de la Revolución Ciudadana (RC), apuntan a que este grupo político intentó desde muchos frentes acumular influencias judiciales para materializar una agenda que incluía -al menos- tres objetivos:

  • La libertad de Jorge Glas.
  • El regreso de Rafael Correa.
  • La destitución de la fiscal Diana Salazar.

La liberación de Jorge Glas

Las dudas de que el correísmo movió influencias y dinero para liberar a Jorge Glas empezaron con el caso Metástasis, que se fundamenta en los chats de los celulares del narcotraficante Leandro Norero.

El conversaba con sus socios sobre ese objetivo y hablaba de “cobrar ese favor cuando Glas sea presidente“. Glas fue liberado en diciembre de 2022.

Emerson Curipallo, entonces juez de Santo Domingo, le concedió una medida cautelar con la que salió de prisión de manera provisional. El ex vicepresidente estuvo libre hasta abril de 2024, cuando fue recapturado en una polémico asalto a la Embajada de México en Quito.

La operación para la libertad de Glas habría empezado -al menos- seis meses antes de diciembre de 2022.

En junio de ese año, según el testimonio de Marcelo Lasso, quien compartió prisión y era la mano derecha de Norero, el expresidente Rafael Correa conversaba con el capo sobre la libertad de Glas a través de videollamadas.

El exmandatario señaló a Lasso por perjurio. Por esas fechas, Norero había pagado sobornos a Curipallo para que liberara a ‘Cuyuyuy’ y ‘Madrid’, dos de sus sicarios de confianza.

Christian Romero, quien fue abogado de Norero y de Glas, presumía de su cercanía e influencia en Curipallo. Y fue ese juez, quien medio año después liberó al ex vicepresidente.

Pero, durante los testimonios anticipados del caso Independencia Judicial se conocieron más detalles de esa presunta operación.

La movida judicial se habría concretado el 26 de noviembre de 2022, dos días antes de que Curipallo firmara la liberación de Glas.

En esos días, Wilman Terán -hoy preso por los casos Metástasis e Independencia Judicial- era juez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ). Su mano derecha era Álex Palacios, también procesado en la primera causa y testigo protegido en la segunda.

El 10 de abril de 2024, durante su testimonio anticipado, Palacios relató que ese 26 de noviembre, Terán lo llamó y le pidió que lo recogiera de su casa en Sangolquí. Juntos fueron hacia Santo Domingo de los Tsáchilas.

Terán tenía un pendrive y se veía nervioso, relató Palacios. Al llegar a esa provincia, Terán habría pedido a Palacios que se estacione junto a un vehículo azul que era de Anabel Torres, quien también era jueza de Santo Domingo y habría mantenido una relación sentimental con Terán.

Wilman Terán, según quien fue su hombre de confianza, habría sido quien escribió el pedido de medidas cautelares a favor de Glas. Lo entregó para que el abogado de Glas, Christian Palacios, lo firmara y que luego Torres gestione que la causa recaiga en las manos de Curipallo.

Lo que al final se concretó. Según Palacios, Terán ya tenía como objetivo llegar a presidir la Judicatura. Y quería que el correísmo lo apoye en la elección en el Consejo de Participación Ciudadana (CPCCS).

Ese respaldo se habría conseguido a través de la supuesta influencia de Bibian Hernández, quien habría sido conocida como la ‘Primera Dama’. Así lo relató en su testimonio Xavier Muñoz, exvocal de la Judicatura.

Esa declaración coincide también con la de Helive Angulo, alias ‘Estimado’, quien era el abogado de confianza de Norero. En su testimonio anticipado, Angulo habló de una reunión con Hernández, a quien se refirió como la ‘Primera Dama’ y cómo cercana a Wilman Terán.

Esa supuesta influencia surtió efecto. El 13 de febrero de 2023, Terán fue designado como presidente del Consejo de la Judicatura y empezó a formar una nueva mayoría junto a Muñoz, Maribel Barreno y Juan José Morillo, quien -a decir de Muñoz- también era cercano a Bibian Hernández.

Las movidas del correísmo

La libertad de Glas y su nombramiento en la Judicatura no terminaron la relación de Terán con el correísmo. Según Muñoz y y Palacios, estos tenían una agenda en común.

El primer punto de la misma era destituir a Diana Salazar de la Fiscalía General del Estado. En su relato, Xavier Muñoz recordó que él fue nombrado en la Judicatura como representante del Ejecutivo de Lenín Moreno.

Pero cuando llegó Guillermo Lasso rompió sus relaciones con el Gobierno. Esto ya que, Aparicio Caicedo -asesor de Lasso- le habría pedido que interfiera en procesos judiciales a favor del Ejecutivo y que opere para la destitución de Iván Saquicela, expresidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Muñoz dijo que se había negado a los presuntos pedidos de Caicedo. Por lo que fue objeto de una persecución política y amenazas de juicios políticos, de los cuales no podía defenderse porque él no pertenecía a ninguna agrupación política.

Entre finales de 2021 y comienzos de 2022, Muñoz se habría reunido con Byron Guillén, quien era juez de la CNJ. Este le invitó a un almuerzo donde conoció a Fabricio Menéndez, quien es juez en Manabí pero estaba trabajando como coordinador de la Sala Penal de la Corte.

A través de Guillén y Menéndez, Muñoz también habría conocido a Luis Rivera, otro juez penal de la Corte Nacional. Y también a Rafael Carofilis, quien le habría ofrecido una llamada telefónica con el expresidente Rafael Correa.

Metástasis y Purga:

Esa llamada se habría concretado y Correa le habría dicho a Muñoz que estaban “viendo la posibilidad de que se te pueda ayudar y algún momento tener una reunión conmigo”.

Días después, Muñoz habría recibido la llamada de Noe Sánchez, a quien conocía desde 2015. Sánchez, que entre 2023 y 2024 fue asesor en la Judicatura de Terán, le habría ofrecido a Muñoz una reunión presencial con Correa, “porque es interés de Vinicio Alvarado”.

Esa reunión ocurrió el 30 de marzo de 2023 en el hotel Tivoli Mofarrej, de Sao Paulo, en Brasil. Así lo reveló Muñoz y lo confirmó el propio Correa en una entrevista con Radio Armónica. Aunque las versiones difieren en el contenido de la cita.

Correa dijo que Muñoz lo buscó para pedirle apoyo y que él se lo negó. Mientas que Muñoz afirmó que Correa le ofreció el respaldo político del bloque de la RC, a cambio de que apoyara a Terán en la Judicatura.

En esa cita, además habría estado el guardaespaldas de Correa, que -según Muñoz- era el mismo que acompañó a Luisa González en la campaña presidencial de 2023. Y también habría participado Noe Sánchez.

El plan para destituir a Salazar Días antes de esa reunión, en Ecuador, se dieron las elecciones seccionales y para el CPCCS. Correa ya habría sabido que Alembert Vera, su exabogado, iba a ser el nuevo titular de Participación Ciudadana.

El plan era que, con Terán, desde la Judicatura, y Vera, desde el CPCCS, logren suspender y luego destituir a la fiscal Diana Salazar. Para lo que Correa le habría pedido a Muñoz que respalde a Terán.

Otro de los objetivos era Wilson Toainga, fiscal subrogante. Este plan se iba a ejecutar a mediados de mayo de 2023. Palacios relató que el 16 de ese mes le pidieron fecha y hora para realizar un Pleno de urgencia, donde debían suspender a Salazar.

Terán estaba en un hotel de Manta “en estado completamente etílico”. Palacios, quien manejaba su agenda, teléfonos y cuentas bancarias, se negó a programar esa reunión y la aplazó. Pero lo logró por poco tiempo. El 29 de mayo de 2023, Terán ya tenía un informe jurídico listo para la suspensión.

Ese día, según Xavier Muñoz, Wilman Terán lo visitó en un hotel de Guayaquil y le mostró ese informe en su computadora. Pero dijo que él se negó y no asistió a la sesión donde iban a votar.

Tampoco lo hicieron Barreno y Morillo. Por lo que sin quórum, no se instaló. Las intenciones de suspender a Salazar se hicieron públicas y ante el escándalo se detuvieron.

Más adelante, esa y otras jugadas provocaron que la Corte Constitucional (CC) destituyera a Alembert Vera del CPCCS.

El regreso de Rafael Correa

En la reunión de Brasil, según Muñoz, no solo hablaron de la destitución de Salazar. Sino de la intención de que se apruebe un recurso de revisión a favor de Ramiro Galarza, uno de los sentenciados en el caso Sobornos 2012-2016.

Dentro de ese proceso también está sentenciado Correa, por lo que ese fallo también le beneficiaría y podría volver al país.

Ese recurso recayó en un Tribunal conformado por Byron Guillén, Luis Rivera y Felipe Córdova. Tras el fracaso del plan para suspender a Salazar, a finales de julio de 2023 ya estaba en marcha la nueva fase: levantar la sentencia de Correa y preparar su regreso al país.

El 27 de julio de 2023, Muñoz, Guillén, Rivera y Menéndez habrían coincidido en un evento académico en Guayaquil.

Los jueces le habrían dicho al vocal que estaba todo listo para el recurso de revisión. Solo estaban esperando que Felipe Córdova, quien era el juez ponente, emita su informe que negaba el recurso.

Lea también: Wilman Terán tras la destitución de Salazar

Para ellos dos imponerse a través de un voto de mayoría. Pero había un problema, Guillén y Rivera estaban próximos a terminar su período en la CNJ. Por esta razón, otra de las instrucciones de Correa habría sido la ampliación de este período, lo cual era inconstitucional.

Y así pasó. El 5 de septiembre de 2023, con una extraña ‘mayoría’ de dos votos (Muñoz y Terán), los períodos de Guillén, Rivera y otros jueces se ampliaron. Pero eso no fue suficiente para que se revise la sentencia de Correa.

La Fiscal empezó a investigar la ingerencia de la política y del crimen en la justicia. El 14 de diciembre de 2023, se destapó el caso Metástasis, en el que fue apresado Wilman Terán, lo que provocó su renuncia.

Y en el que fueron mencionados Guillén y Rivera, por supuestamente pertenecer a la red de Norero.

Además, el 28 de diciembre de 2023, las autoridades detuvieron a Muñoz, él renunció y lo procesaron, junto a Terán y varios de sus asesores, en el caso Independencia Judicial.

Finalmente, a mediados de enero de 2024, en medio de esa coyuntura -de manera unánime- Córdova, Guillén y Rivera inadmitieron los recursos de revisión de Ramiro Galarza y otro empresario del caso Sobornos.

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí