Debate sobre la propuesta del trabajo por horas en Ecuador

0

Varios frentes productivos respaldan la propuesta del trabajo por horas, por la flexibilidad que les permitiría a sus negocios.

El trabajo por horas en debate a puertas de la Consulta Popular.
El trabajo por horas en debate a puertas de la Consulta Popular. http://laprensa.com.ec

Para la ministra de trabajo, Ivonne Núñez, con esta opción habrá más plazas de empleo y se ampliarán las expectativas de miles de jóvenes que están fuera del mercado laboral.

La idea de esta propuesta también es frenar los altos índices de desempleo en Ecuador. Según cifras del Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), hasta enero de 2024, el 3,9 % de ecuatorianos en edad de trabajar estuvo en el desempleo. 

Asimismo, los datos muestran un aumento del 0,1 % con respecto a enero de 2023, cuando el 3,8 % de la población estuvo en la misma condición. La tasa de empleo adecuado, mientras tanto, bajó en el mismo porcentaje: del 34,8 % en enero de 2023 a 34,7 % en el mismo mes de 2024.

Posiciones a favor del trabajo por horas

Para Doris Ávila Molina, vicepresidenta del Instituto Ecuatoriano de Derecho Laboral, una de las soluciones al desempleo es la implementación del trabajo por horas, más cuando el mercado ecuatoriano se caracteriza por tener miles de emprendedores y micro empresas.

La rigidez de la normativa actual -expresó la abogada- no permite incorporar, de manera formal, a un gran número de trabajadores.

A su criterio, la contratación de ese tipo permitirá a las microempresas generar nuevas líneas de producción que conlleven a crear más puestos de trabajo.

Explica que esa modalidad funciona en el mundo y ayudará en Ecuador porque solo el 33 % de la población tiene trabajo digno. Destaca que la propuesta tiene derecho a los décimos, vacaciones y seguridad social. “No es una forma de precarización”.

Considera que se debe reforzar la flexiseguridad, lo cual está muy vigente en otros países. El Código del Trabajo -afirma Ávila- no solo debe enmarcarse en quienes tienen trabajo formal, sino también ver por la masa de subempleados y con ello dejar la informalidad.

Lea también: Estas son las preguntas de la Consulta Popular 2024

Empleados dejarían la informalidad

Elizabeth Campuzano es vicepresidenta de la Asociación de Panificadores del Ecuador, la cual tiene agremiados en 18 provincias. Señaló que la propuesta del referendo es positiva porque no todos los locales dedicados a su actividad generan los recursos económicos suficientes para tener varios empleados de planta con beneficios de ley.

“Nos ayuda porque, en muchos establecimientos, se necesita gente para que trabaje solo por unas horas. Antes no podíamos contratar y ahora lo podremos hacer. Con esto la gente no laborará de manera informal”, manifestó la dirigente.

A esto se suma que, en su gremio, se requiere personal por temporadas. Por ejemplo, a inicios de noviembre, se necesita más trabajadores para la decoración de las guaguas de pan o rellenarlas. Lo mismo cuando se preparan las coronas de reyes, a inicios de enero, o para Navidad cuando se necesita gente para hacer galletas.

El único vacío -a su criterio- se debe establecer con mayor claridad el monto de pago por horas. “Reitero que es bueno porque, muchas veces, nos vemos limitados y ponemos a trabajar a nuestros hijos, o las esposas porque no se puede hacer contrataciones”.

En ese sentido, en este fin de semana, la ministra Núñez indicó que valor del contrato por horas iniciará con USD 7,80.

Lea también: Lugares de capacitación de los miembros de mesa en Chimborazo

Ya se ha trabajado bajo esta modalidad

Henry Fernández, dirigente de la Asociación de Gimnasios Independientes de Pichincha, expresó que, como pequeños y medianos empresarios del deporte, siempre han funcionado con una modalidad similar. Es decir, con profesores que lo hacen por 60 minutos en clases de aeróbicos, zumba o bailoterapia.

“No podemos trabajar con profesionales de planta porque nuestros clientes nos piden diversidad. Manejamos un promedio entre USD 15 y USD 25 por cada instructor, dependiendo de la clase que va a dar o el número de gente que lleve”, acotó el directivo.

“Si hacemos una comparación, laborando una persona solo una hora en la mañana u otra en la tarde, puede generar alrededor de USD 900 mensuales.

Por los costos que representa -indica el dirigente- no se puede tener personal de planta. A un 90 % de quienes trabajan en los gimnasios se les paga por horas porque no hay más opciones.

Rosa Sarango, dirigente de la Asociación de Bares y Discotecas, dice que es positiva lo que plantea la pregunta E del referendo, pero para los jóvenes y universitarios que generan sus propios recursos mientras estudian, no para profesionales que requieren mayor estabilidad y los beneficios que establece el Código del Trabajo.

“Es perfecto para la gente joven que comienza a trabajar. Los universitarios que tienen espacios libres entre las clases y pueden ayudar a sus familias”, puntualizó la dirigente.

Las críticas

En un pronunciamiento del pasado 15 de marzo, el presidente de la Confederación de Nacionalidades del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, dijo que “rechazamos rotundamente la intención de utilizar esta consulta popular para incorporar el contrato por horas, pues significa una regresión de derechos y una precarización laboral”.

El dirigente ha cuestionado al presidente Noboa. En su cuenta de Tik Tok, publicó un video sobre lo que el primer mandatario opinó sobre esa modalidad de contratación y que es una regresión de derechos.

La grabación corresponde a la campaña electoral del año anterior. Otro argumento de Iza es que se pierden derechos básicos como fondos de reserva, seguro social, vacaciones y décimos.

También el empleado puede perder su trabajo en cualquier momento ya que las empresas no tienen obligación de mantenerlo contratado. Con ese criterio coincide Guillermo Churuchumbi, de Pachakutik. “Sólo se beneficiará a las grandes empresas transnacionales, no garantiza la reactivación del empleo o un seguro social”.

De igual forma, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) hace críticas a lo planteado por la pregunta E. Consideran que no es la vía para generar más oportunidades.

Por otro lado también se cuestiona que, de ganar el “SÍ”, habría despidos para luego contratar a los mismos empleados con la nueva modalidad. Tampoco se ha aclarado cómo será la aportación al IESS, el cálculo de vacaciones o controlar posibles abusos.

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí