Prever y evitar desgracias en el futuro cercano

Por ello hay que prever y evitar desgracias en el futuro cercano, con esa emergencia se evidenció la importancia de Gestión de Riesgos.

0

La provincia tiene una reciente tragedia, la vivida el pasado 26 de marzo en Alausí, con el movimiento en masa que dejó al menos 62 fallecidos y varias familias sin sus hogares. Por ello hay que prever y evitar desgracias en el futuro cercano, con esa emergencia se evidenció la importancia de las unidades o direcciones de Gestión de Riesgos, sin embargo, al parecer no tenían el suficiente personal y recursos para atender la emergencia.

desgraacia-futuro
Prever y evitar desgracias en el futuro cercano. http://laprensa.com.ec

Situación. En el actual contexto, se avecina el fenómeno de El Niño y la historia confirma que este evento climático es destructivo y que genera pérdidas económicas, sociales y demás por las afectaciones en los años 1997-1998, entonces es necesario que se tomen acciones para evitar tragedias.

Sépalo. La prevención es necesaria y para aquello, en el caso del cantón Riobamba, ya se activó el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Cantonal para tomar varias acciones; sin embargo, para aquello, además de tener una hoja de ruta para que las diferentes entidades y organismos sepan qué hacer son imperantes planes de prevención, contingencia y mitigación.

Caso. Para que se desarrollen todas estas acciones en Gestión de Riesgos que son responsabilidad de todas las municipalidades del país, esto conforme el art. 390 de la Constitución, se requiere de normativas que nazcan de los diferentes niveles de gobierno e incluso una ley.
Considérelo. En una entrevista con su Diario La Prensa, el pasado 19 de mayo, Jorge Hidalgo, líder de Gestión de Riesgos, explicó que son necesarias varias ordenanzas para reducir vulnerabilidades como las ya conocidas, por ejemplo, con las quebradas de Cunduana o Las Abras, por ello es necesario tener una norma que permita recuperar y sancionar.

Legislación. En palabras de Paco Dávila, consultor en Gestión de Riesgos, analizó que “como tal la rectora, la Secretaría de Gestión de Riesgos no tiene una ley, entonces, si no hay ley, qué reglamentos se puede crear”. Hace al menos 5 años se planteó esta necesidad, pero hasta el momento el país no cuenta con una ley, más que 2 artículos en la Constitución. Debe existir una ley, que entre muchas actividades, reglamente los movimientos de dineros y recursos para emergencias.

Realidad. Al existir una normativa, incluso la ciudadanía puede involucrarse, creando brigadas que ayuden, en casos de emergencia, pero todos estos recursos se los aplican con la planificación y financiamiento. Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, en 5 cantones de la provincia habría eventualidades, como deslizamientos de tierra, desbordamientos de ríos o hundimientos, los mismos que bajo el principio de subsidiariedad que están en el art. 390, ya se deberían prever para evitar crisis. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí