¿Para qué sirve y aplica el neuromarketing?

0

Ante un mundo globalizado las formas que el ser humano tiene de relacionarse se han transformado, y tal es el caso del mercado, el mismo que ha acoplado dinámicas nuevas para ser más atractivo, e incluso incidiendo en el nivel cerebral de los consumidores; no obstante, con ello en consideración, el cuestionamiento que surge es si las grandes y pequeñas industrias están haciendo uso de estas herramientas para manipular las decisiones de los consumidores, a fin que opten por un producto en base a patrones que, generalmente, son atractivos o cómodos. ¿Para qué sirve y aplica el neuromarketing?

¿Para qué sirve y aplica el neuromarketing?. http://laprensa.com.ec

A saber. Es importante conocer que el neuromarketing busca comprender los comportamientos relacionados con las marcas y el proceso de compra a partir de la actividad neuronal y, con ello, es posible evaluar un producto antes de su lanzamiento, también puede servir para crear una estrategia de precios acertada o para determinar la efectividad de una pieza publicitaria antes de sacarla al aire, así como otros posibles usos.

Situación. Edwin Sisa, estudiante de Marketing de la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo, informa que los dispositivos biométricos, son herramientas que ayudan a medir las actividades eléctricas del cerebro; este dispositivo hace un electrocefalograma de cuatro puntos, con esta medición es posible percibir cuáles son los estímulos que son mejor recibidos por el sujeto de prueba, ya que permite hacer un análisis de olor, gusto y sonido; no obstante, resalta que para poder realizar el estudio siempre es necesario partir de la comparación de dos elementos parcialmente parecidos. Asimismo, resalta que el objetivo de realizar estas pruebas dentro del mundo del neuromarketing es para saber cuál es el producto que tendrá más acogida en el mercado.

Considerar. ¿Pueden ser un sistema de manipulación los resultados que nazcan de las herramientas de neuromarketing? Sisa refirió que no, porque es una exploración de gustos y no una creación de los mismos, ante lo cual Reinaldo Haro, estudiante, aportó diciendo qué hay una diferencia entre manipular y persuadir. “Yo estaría manipulando si promocionaría algo como bueno sin serlo, para que la gente quiera comprarlo y, en ese caso, no te dan lo que te ofrecen; pero, un ejemplo de persuasión es: si vas a comprar ropa y en el lugar hay música que pueda generar tranquilidad, no es manipulación, sino lo que hace es que el cerebro se sienta más cómodo para ejercer la actividad con mayor facilidad”. En otras palabras, lo que pasaría con la persuasión y la aplicación de elementos de neuromarketing en el mercadeo es la creación de las condiciones más favorables para que la persona acceda con mayor facilidad o en mejores condiciones al producto.

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí