“O se ponen la camiseta o se van”

0

Fabián Falconí, flamante interventor de la Federación Deportiva de Chimborazo, fue enfático en manifestar que “o se ponen la camiseta o se van de la institución”, e incluso invitó a un sacerdote para que “saque los malos espíritus y las malas vibras del ente federativo provincial”. “O se ponen la camiseta o se van”.

Presentación. La tarde del jueves 16 de diciembre se cumplió seis meses de la intervención en la Federación, pero se amplió el proceso, y Mayra Mera, delegada zonal 3 del Ministerio del Deporte, presentó a Fabián Falconí como el nuevo interventor, por encontrarse en acefalía respecto de su representante legal, ya que Carlos Lara, no logró subsana las causales.

En tal sentido, Mayra Mera indicó que según el artículo 1 se prorroga la intervención en FDCh por el plazo de 90 días. Iván Vinueza, gobernador de Chimborazo, presidió el acto e indicó, entre otras cosas, que siente vergüenza ajena, ya que ha recibido la llamada del ministro del Deporte pidiéndole que ayude a solucionar pagos de luz por varios años. “Esto no puede pasar, con cosas tan simples, tuve que intervenir en varias ocasiones para arreglar”. Vinueza dijo que espera que “nunca más se vuelva a intervenir la FDCh por las malas administraciones”.

Intervención. Falconí ingresó con mano dura. “Vengo a los 20 años con pena de ver cómo han destruido esta Federación; hace 20 años le sacamos de la postración, pero para algunos he sido el peor dirigente, este mal dirigente puso las luminarias en el estadio, este mal dirigente colaboró para que pongan la pista atlética, este mal dirigente hizo la residencia deportiva…, he sido tan mal dirigente que ahora me llaman para que enderece la Federación.

Lamentablemente, en los últimos años veo una cantidad de zalameros, lamebotas sin dignidad, abogando por personas que no se han ganado ese derecho”.

Además convocó a ponerse la camiseta de Chimborazo, y “aquel que no esté dispuesto hacerlo desde ya pueden ir saliendo de este salón y de la Federación, esa es mi misión: dejar gente comprometida con el deporte. “Tengo una vergüenza ajena, 24 de 24, el último de los últimos, y celebran como si hubieran triunfado, esa ya era una causal de intervención, porque no puede ser último”, aseguró el interventor en su presentación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.