Gobierno peruano clasifica a personas trans como enfermos mentales

0

El gobierno peruano ha categorizado oficialmente a las personas trans e intersex como “enfermos mentales”.

El gobierno peruano clasifica a personas trans como enfermos mentales
El gobierno peruano clasifica a personas trans como enfermos mentales. http://laprensa.com.ec

El gobierno peruano ha categorizado oficialmente a las personas trans e intersex como “enfermos mentales”.

El Ministerio de Salud dijo que el decreto era la única manera en que los servicios de salud pública de Perú podrían “garantizar una cobertura total de atención médica para la salud mental”.

La medida ha provocado una feroz reacción en los grupos que defienden los derechos de género y LGBT, quienes han estado bajo ataques sostenidos en los últimos años y donde hay altos niveles de violencia homofóbica, transfóbica y de género.

De tal manera que “el transexualismo, el transvestismo de rol dual, el trastorno de la identidad de género en la niñez, otros trastornos de la identidad de género, el transvestismo fetichista y la orientación sexual egodistónica” han sido consignados ahora en el capítulo de problemas de salud mental en la cobertura de aseguramiento del país andino a pesar de que la OMS excluyó la transexualidad de su manual de enfermedades desde hace dos años.

¿Este decreto supremo beneficia a las personas trans?

Diferentes especialistas de la salud peruanos han comentado a través de redes sociales que el contenido detallado del Decreto Supremo Nº 009-2024-SA es beneficioso para la comunidad trans ya que ahora podrán recibir tratamiento hormonal gratuito.

Sin embargo, esta aparente acción positiva tiene un gran costo legal y social, puesto que le da a los antiderechos LGBT un argumento oficial para decir que las personas trans sufren un trastorno mental debido a su identidad de género.

De esta manera se verían truncados los procesos judiciales de cambio de sexo y nombres en el Documento Nacional de Identidad.

Tendrían problemas para acceder a un trabajo formal, además de exponerlas a maltrato por parte de los profesionales de la salud que atienden en los centros médicos a nivel nacional.

Más preocupante aún es que esta acción por parte del Estado le ha abierto la puerta a las llamadas “terapias de conversión”.

Ya que bajo la excusa de que “necesitan ser curadas”, las personas trans podrían ser sometidas a tratamientos violentos, deshumanizantes que hoy por hoy son considerados como tortura por los organismos internacionales de derechos humanos.

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí