La Fe es Nuestra Fortaleza

En las puertas de los templos

0

Los negocios cerca de los templos son nulos. Así, en la Loma de Quito, la dueña de una tienda dijo que no vende ni una vela, porque nadie se acerca, pues, los templos están cerrados. Y algo similar sucede en la plaza de La Concepción, donde tampoco hay movimiento comercial porque el Oratorio del Señor de la Justicia se encuentran con seguridades, y solo en su pared se puede leer con esperanza: “La justicia no es de este mundo”, “Con misericordia y amor es la justicia del Señor” “¡Justo, Divino Señor! Te pide justicia el Ecuador”. A pesar de la crisis sanitaria varios ciudadanos estan preocupasdos por todo lo que pasa en esta pandemia, pero al final en las iglesias hay un claro mensaje, la fe es fuestra Fortaleza.

La Fe es Nuestra Fortaleza. https://laprensa.com.ec

Fieles. De pronto llega una señora en un taxi, se baja para ofrecer una oración y se va, minutos más tarde aparece una persona de la tercera edad que también se arrodilla, reza y sigue su camino, ritual que lo hacen los adultos, porque los jóvenes no lo toman en cuenta y siguen hacia su destino… 

Comercio. Luis, que salió a vender agua de coco, también llega al sector y dice que “el negocio ya no es como antes”, pues, todo ha cambiado con el aparecimiento de la pandemia, que afecta a diferentes sectores; sin embargo, no puede dejar su trabajo, que es el sustento de su familia y sale en busca de algún cliente…

Caso. Luis Jiménez, de 78 años, salió como todos los domingos a escuchar la Misa dominical, pero como no abren la Iglesia, se sentó en la puerta de la misma a leer pasajes bíblicos. El devoto de Jesús del Gran Poder aseguró que vive en el cantón Mejía, y que vino a visitar a su familia el 14 de marzo y se quedó en la ciudad, pues, no puede viajar por falta de transporte interprovincial, y luego de una hora que demora la Misa, se retiró asegurando que volverá el próximo domingo… 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí