Día de la Madre: 6 grandes mujeres, 6 grandes mamás

0

6 grandes mujeres, 6 grandes mamás que han salido adelante en base a un entrega y compromiso con el fruto de su amor.

El oficio de ser madre no conoce de horario ni imposibles, es a tiempo completo
El oficio de ser madre no conoce de horario ni imposibles, es a tiempo completo.http://laprensa.com.ec

El ser Madre, a no dudarlo, es una gran bendición, una senda de permanente entrega, sacrificio y desprendimiento… pero, también, de inmenso dolor.

Pero ello se supera tan solo abriendo el corazón y brindando lo mejor de sí, la esencia, lo que las diferencia y hace únicas: su interminable, su inagotable e insuperable amor.

Es que Mamá es la palabra más acertada para describir a los ángeles en la tierra, a quienes no solo nos dan la vida sino que se convierten en nuestra vida misma…

…y ello al punto que sin su presencia la nuestra no tiene sentido, pues pierde su significado y valor.

Hoy tan solo es un día simbólico, nada más, pues el homenaje debe ser siempre, mientras vivamos, y ese será el mejor de los regalos, el único que llenará su corazón y la hará muy feliz.

Lea también: Celebración por el Día de la Madre

Origen del Día de las Madre

Este Día, como hoy se lo conoce, se retrotrae al tiempo de las grandes civilizaciones (Egipto, Grecia y Roma), que rendían culto a sus diosas símbolo de fertilidad y de la maternidad. Posteriormente, el Catolicismo adoptó la fiesta para dedicarlo a María, la Santa Madre de Jesús.

En el siglo XVII, en Inglaterra, se originó una celebración en la cuaresma, día en el que los niños iban a misa y, después, daban regalos a sus amadas progenitoras.

En el siglo XX nació, en Estados Unidos de Norteamérica, la fiesta actual, ello de la mano de la activista Ann Marie Jarvis, que en 1908 luchó por establecer un día dedicado a la figura materna, esto para honrar la memoria de su mamá, a quien veía como gran y positiva influencia en su vida.

En 1914, el presidente Woodrow Wilson y el Congreso de EEUU aprobaron el Día de la Madre y, a pedido de Anna Marie Jarvis, fue seleccionado el Segundo Domingo de Mayo, mes del fallecimiento de su adorada y recordada progenitora.

Más tarde, por la amplia influencia estadounidense en el orbe, diversas naciones adoptaron al Segundo Domingo de Mayo como el día en que se rinde tributo al ser que nos regaló la vida.

6 grandes mujeres y madres

A continuación presentamos 6 historias que bien representa el oficio de ser Madre:

Lorenita López, docente UE Nuestra Señora de Fátima

Para mi ser madre y maestra ha sido la mejor de las experiencias, pues tengo dos hermosos hijos: Sebastián y Rafaela, que llenan de mucho orgullo y alegría a mi corazón.

Por ahora también tengo 17 hijos prestados en mi prestigiosa institución educativa Nuestra Señora de Fátima, donde vengo desempeñando mi labor docente durante estos 10 últimos años.

Solo me queda dar a gracias a mi Dios y a la vida por haberme dado la dicha de ser madre”

Doris Gallegos, catedrática Universidad Nacional de Chimborazo

El 22 de noviembre de 2011 Dios me dio la dicha de ser madre y, con ello, la responsabilidad de educar, amar y cuidar a mi hijo.

El tiempo vuela, José Andrés tiene 12 años, ya no es un niño, sino un jovencito con expectativas y sueños.

La tarea no ha sido fácil, he tenido que combinar la maternidad con el trabajo; es así que, hace casi 25 años laboro como docente en la carrera de Economía de la Universidad Nacional de Chimborazo, siendo madre de muchas generaciones.

Paulina Lema Satan, Sgos. de la Policía Nacional del Ecuador

Cuando salgo al trabajo siempre pido a Dios y a la Virgen del Cisne me regresen con bien a casa y poder volver a ver a mi madrecita, a mis hijitos y a mi esposo.

Mis hijitos siempre me dicen que me cuide, que no me arriesgue mucho, que tienen miedo me pase algo y no regrese con ellos.

El temor también es para uno como madre y esposa, pero damos siempre lo mejor, porque aparte de ser madre y esposa somos guerreras y tenemos que velar por nuestra ciudadanía.

María Yugsán, comerciante

Día de la Madre: 6 grandes mujeres, 6 grandes mamás
Día de la Madre: 6 grandes mujeres, 6 grandes mamás.http://laprensa.com.ec

Ser madre es una enorme responsabilidad para con nuestros hijos, a quienes todos los días tenemos que brindarles un inmenso amor e infatigable cariño.

Pero controlarlos también, para que siempre vayan por el buen camino.

Cuando me enteré que iba a ser mamita fue algo realmente increíble, me nació una inmensa alegría, un amor que nunca es comparado con nada.

Es lo más lindo de la vida, es un regalo de Dios, y más aún estar con ellos y verlos crecer felices.

Lea también: Día de la Madre

Mireya Lara Saavedra, representante DDHH Sin Fronteras Ecuador

Una mujer que a pesar de los riesgos que implica la maternidad, por amor infinito se atreve a traer al mundo un nuevo ser; y que, aún en estado de coma, le preocupa quién cuidará a sus pequeñas hijas.

Una Mujer-Madre es la fuerza existencial que contribuye a la construcción de su familia, transformación de su entorno comunitario y aporte al crecimiento económico y desarrollo social y cultural de su pueblo.

Ella es vida, sendero luminoso que guía el camino de sus hijos/as, cual modelo de acción solidario en comunidad.

Su abnegación y amor por sus hijos/as se desborda en abundancia sin importar sacrificios, sufrimientos carencias o adversidades.

Lea también: En el Día de la Madre, los pasteles se agotaron

Zoila Obando, vendedora informal

Día de la Madre: 6 grandes mujeres, 6 grandes mamás. Son un ejemplo de amor y lucha
Día de la Madre: 6 grandes mujeres, 6 grandes mamás. Son un ejemplo de amor y lucha.http://laprensa.com.ec

Soy una Madre que le da inmenso amor y todo el cariño a mi adorado hijo Ander Guaraca Obando.

En el vientre lo he llevado nueve meses sufridos; pero, aún así, desde que nació tengo que darle todo lo que esté a mi alcance, hasta que Dios me quite la vida.

salgo a trabajar todos los días pensando en él, en que tenga todo lo que yo no tuve, y no pase necesidades.

Dios mío, te pido por mi Madre

Dios mío, te pido por mi Madre: que cuando le tome por asalto el frío, pronto se aferre a mi cariño, y este abrigue su bondadoso y tierno corazón.

Dios mío, te pido por mi Madre: que si el dolor le endurece el alma, mi amor inmenso sea fuerte llama, que avive su candor.

Dios mío, te pido por mi Madre: que si la enfermedad roba su calma, mi vida misma sea cura y mano santa, que restituya su majestuoso resplandor.

Dios mío, te pido por mi Madre: que si la injusticia le causa daño, mi oración y aliento sea su paño, y que opere tu divina protección.

Dios mío, te pido por mi Madre: que si la soledad la embarga, mis brazos sean firme ancla, que fije inamovible al verdadero amor.

Dios mío, te pido por mi Madre: que si la vida me aleja de su senda, sepa bien que siempre será la prenda, clavada en mi corazón.

Dios mío, te pido por mi Madre: que si la nieve frisa su paso, no olvide que fue miel regazo, para que florezca verdadero amor.

Por mi Madre te pido Dios mío: que nunca le falte salud, energía y cariño, que siempre me vea como su niño, mientras yo la veré como tu Santa Bendición.

Jorge Macías Gallegos

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí