Desnutrición infantil, la realidad de los niños y niñas en Chimborazo

0

Desnutrición infantil, las cifras hablan de la realidad de los y los niños de Chimborazo. Alausí tiene cifras alarmantes.

Desnutrición infantil, las cifras son alarmantes. Realizan varios estudios para identificar la raíz de la desnutrición.
Desnutrición infantil, las cifras son alarmantes. Realizan varios estudios para identificar la raíz de la desnutrición. http://laprensa.com.ec

Desnutrición infantil, estos son los datos que tiene la provincia en función de esta problemática social.

La realidad de los niños y niñas de Riobamba es verlos en las tardes, hasta altas horas de la noche, vendiendo caramelos, lustrando zapatos o pidiendo monedas. 

Este es el resultado de una serie de carencias y problemas que responden a una raíz que involucra la falta de atención en los sectores sociales vulnerables.

Chimborazo lidera estadísticas de desnutrición infantil a nivel nacional

Chimborazo, sí que tiene una primicia, y no necesariamente es positiva, pues afecta en el presente de los niños y niñas. 

La provincia lidera las estadísticas de niños y niñas menores de 2 años con desnutrición crónica infantil (DCI) en los cantones de Alausí, Guamote y Guano. 

En la provincia hay 18.488 niños y niñas de 0 a 2 años de edad según el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC).

Esta población debe acceder a derechos básicos de salud, educación y un medio ambiente saludable para que en el futuro más próximo no padezca de desnutrición infantil

Alausí tiene una alta prevalencia de desnutrición en infantes de un año, con el porcentaje de 31.11%. Para conocer la raíz de la desnutrición, 350 personas son evaluadas. 200 niños y niñas y 150 gestantes de las 10 parroquias rurales del cantón. 

Los datos que encontraron son alarmantes, ya que el 34.1% de los y las infantes tienen anemia.

Así lo reveló un estudio que realiza la Universidad Nacional de Chimborazo (Unach), en convenio con la fundación World Vision.

Lo identifican con la toma de muestras para exámenes de laboratorio.

Con los resultados encontrados, identificaron que  los 200 niños y niñas tienen anemia y desnutrición infantil.

De las 150 gestantes, el 19.8% está desnutrida, tienen anemia, además de índices bajos de calcio, proteínas y hierro. 

Los aspectos sociales y económicos influyen en la calidad de vida de las personas.

Las madres deben tener un buen estado de salud y convivir en un espacio de calma para que el feto pueda absorber todos los buenos nutrientes.

Bebes naces con desnutrición por la madre

Pero ¿qué sucede cuando una adolescente que no tuvo acceso a información para cuidar de su salud sexual y reproductiva queda embarazada y es vulnerable al escarnio de la sociedad e incluso de su propia familia; además, de tener que cuidar de su salud y no tener los medios adecuados para cubrir estas necesidades? 

En ese sentido, los bebés ya nacen desnutridos. Hay que cuidar de la salud desde el vientre, si el bebé nació, la atención en los primeros 1.000 días es primordial para garantizar su salud y bienestar.

De lo contrario, las afectaciones no solo son a nivel de salud y a nivel neurológico; la carencia de minerales y vitaminas afecta al cerebro. 

Carolina González docente investigadora de la Unach en temas de desnutrición infantil.
Carolina González docente investigadora de la Unach en temas de desnutrición infantil.

En este año de investigación, con el grupo en el que participa Carolina González, docente investigadora de la Unach, han identificado que los niños tienen deficiencias de hierro que afecta en la velocidad de pensamiento y en la memoria del reconocimiento.

En el caso de la deficiencia de magnesio, altera la regulación del sistema nervioso. 

Los estudios de laboratorio reflejan que los niños de 2 años están afectados por parásitos y el 100% de las mujeres gestantes tienen infestación parasitaria.

Esto altera los intestinos y la absorción de los nutrientes de los alimentos, tanto de los bebés como de las mujeres embarazadas o las madres.

Niños: deserción estudiantil y trabajo infantil

Además de la desnutrición el trabajo infantil es otra dificultad.
Además de la desnutrición el trabajo infantil es otra dificultad.

Según datos de World Vision, 230.000 niños y niñas trabajan en lugar de asistir a la escuela.

150.000 niños y niñas abandonaron sus estudios o no aprobaron el año escolar.

Información recogida por Tu Voz TV revela que en la Sierra y la Amazonía, 38.238 estudiantes no se matricularon al inicio del año escolar 2023-2024.

En este último periodo, sólo se inscribieron 1,780,368 estudiantes, lo que demuestra una disminución en las cifras de matriculación.

Por las tardes y noches en Riobamba, se ven niños sin la supervisión de adultos caminando por las calles céntricas vendiendo caramelos, dulces o gomitas.

Estos niños suelen andar en grupos o solos e ingresan a los locales comerciales para vender sus productos.

Están acompañados por sus hermanos pequeños y llevan los uniformes de sus escuelas. Asisten a clases por la mañana y trabajan por la tarde.

Esta es una práctica que se considera ‘común‘ en la ciudad, ya que varios de los niños ayudan a sus padres a trabajar.

Lo que afecta a su bienestar, ya que toman responsabilidades que no van acorde a sus edades.

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

GOOGLE NEWS

CANAL DE GOOGLE NEWS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí