¿Desde el Gobierno se improvisa la gestión?

0

“Levantar las bases sólidas implica también grandes acciones. En un año hemos logrado una economía más fuerte y eso nos ha vuelto más atractivos para la inversión”. Así lo manifestó el primer mandatario, Guillermo Lasso, con motivo de la conmemoración de su primer año de gestión. Es por ello que es importante preguntarse: ¿Desde el Gobierno se improvisa la gestión?

¿Desde el Gobierno se improvisa la gestión?. http://laprensa.com.ec

Por su parte, el vicepresidente, Alfredo Borrero, aseguró que este “ha sido un año de intenso trabajo”. Borrero, a través de su cuenta de twitter, aseguró que están “dando pasos firmes hacia el Ecuador que cada ecuatoriano anhela”. ¿El discurso oficial conecta con las necesidades ciudadanas? ¿Se ha trabajo en beneficio de la salud, la educación y los sectores social? Varias son las críticas que el Gobierno de Lasso se ha llevado por el rumbo de sus decisiones. Gustavo López analizó el primer año de gestión de Lasso y lo resume en una palabra: Improvisación.

¿Qué evaluación podría hacer del primer año de Lasso en el poder?

Analizar el tema de un gobierno y su desarrollo en un año es un poco extenso. Hay muchos temas en los que tiene que ocuparse el gobernante y, por ende, su gobierno. Considero que ha habido muchos aciertos al inicio. Esto con referencia a una situación muy complicada como fue el tema de la pandemia. Creo yo que organizó adecuadamente tanto al Ministerio de Salud Pública y aprovechó algunas de las herramientas que tenía a la mano a su favor, como el Registro Civil, las universidades, politécnicas, los GADM. También, en el tema de información ayudó bastante el CNE. Entonces, aprovechar esta coyuntura, que tenía ya establecida, fue un fuerte. Pese a todas estas corrientes anti vacunas, en contra de la pandemia, creo que sí se ha demostrado que se logró controlar, adecuadamente, luego de todo el temor que se tuvo. Creo que ha sido positivo el tema de comprobar que instituciones como el Hospital General Docente de Riobamba tiene las posibilidades de, con sus profesionales, hacer un trabajo excelente. A veces nos quejamos, pero ellos demostraron, en su tiempo, que son los que se fueron a la guerra y demostraron todo su conocimiento.



¿Todavía quedan temas pendientes?

Hay bastantes temas en los que nos deja mucho que desear. Esto de las vacunas, siento que es una parte positiva porque somos sobrevivientes de esta crisis. Yo veo, definitivamente, mucha improvisación. Esa es la palabra con la que definiría al Gobierno: improvisación. Y esto se demuestra con el cambio de ministros a cada rato. También, cada quien hace las cosas a su manera, en su ministerio y no se tiene una comunicación adecuada. En este ejercicio, se sabe que la comunicación es fundamental para enviar un mensaje correcto a la ciudadanía. Y, en eso, se han equivocado muchísimo. Un ejemplo de aquello es la supuesta venta del avión presidencial al Gobierno de Colombia.

¿Fueron saludables las alianzas de este primer año?

Yo vuelvo a dar claridad a esta palabra que mencioné: Improvisación. Se improvisa la gestión. Es un tema de improvisación política porque no están claras las condiciones bajo las cuales va a consensuar. No hay una política definida con la que se pueda conversar. El momento en el que están por tomar una decisión, le dan la espalda al presidente, se le va la gente, no están de acuerdo, no hay ni un acuerdo político sólido que le lleve adelante. Además que hay fuerzas que están diciendo que la Asamblea que le ha puesto el pie a este Gobierno, que no le ha dejado gobernar, ni hacer las cosas.

¿Cree que Lasso está debiendo a los sectores sociales que lo llevaron a la presidencia?

A la gente del pueblo, a la gente de a pie, a la gente común, no le interesan las leyes que se estén aprobando. No les interesa la proyección de recursos por el alza de petróleo, y que haya un alza en los recursos que entren. No le interesa. Al de a pie, lo que le concierne es lo que tiene que gastar en el mercado, y si tiene o no tiene trabajo. Y, en eso nos queda debiendo Lasso. Ahora se ve una brutal subida en los precios, como por ejemplo en el aceite. Eso es brutal. Y es el que manda. El precio del aceite manda en la canasta básica: todo se subió. Pero, es por eso, que la CONAIE, está anunciando una marcha, movilizaciones, que son válidas porque no hay una apertura a escucharnos. No hay una apertura para escuchar al pueblo. No hay una apertura a escuchar los problemas. Igual en el Magisterio. A ellos ya se les ofreció una adecuada remuneración. Pero, cada vez que se presentan las echa al tacho de la basura, y no está conversando con las bases sociales. Estamos viendo que la reserva económica está guardada en una alcancía fuera del país, y vas al Hospital General Docente y no hay medicina. Pese a todo, en Riobamba seguimos trabajando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí