¿Cuánto se pierde sin el fútbol profesional?

0

“El desarrollo de los pueblos se mide también en lo deportivo” y, basado en esta premisa, Chimborazo está en un segundo plano, y en términos deportivos correspondería decir: ¡Chimborazo descendió de categoría! La provincia no tiene un representante en la Liga Profesional de Fútbol de las series ‘A’ y ‘B’, y el organismo representante del fútbol profesional en la provincia, la Asociación de Fútbol No Amateur de Chimborazo, está en problemas y a nivel amateur con una Federación Deportiva de Chimborazo, esto en lo deportivo, porque faltaría papel para escribir de otras temáticas en las que sobresale la falta de acciones que beneficien a una siempre “Mágica Provincia”. ¿Cuánto se pierde sin el fútbol profesional?

¿Cuánto se pierde sin el fútbol profesional?. http://laprensa.com.ec

Interrogante. ¿Cuánto pierde la ciudad al no tener fútbol profesional? es la inquietud. Así, Víctor Hugo Calderón, docente jubilado y experimentado entrenador de fútbol, sostiene que pierden todos, “pierde el betunerito, pierden las señoras que confeccionan los uniformes, pierde la señora de los chochos, pierde el señor que vende helados, perdemos todos prácticamente el hecho de no tener fútbol profesional inmiscuye muchos sectores: el turismo pierde mucho, es una pena que el gran campeón de 2000, Centro Deportivo Olmedo descendió y la provincia quedó sin fútbol en la Serie ‘B’ en el contexto nacional”. Ahora surge la pregunta del millón: ¿cuándo volverá CD Olmedo a la Serie ‘B’?, ya que “mucho costó que nuestro equipo suba a primera categoría y se mantenga algunos años, pero no duró mucho tiempo y, hoy por hoy, estamos abajo, ojalá la directiva actual, los jugadores, nosotros también, como hinchas, debemos apoyar para que el equipo vuelva a la Serie ‘B’ lo más rápido posible”.

Calderón reconoce que “volver a la Serie ‘B’ va hacer un poco complicado, hay que anotar que la Serie ‘B’ es mucho más competitivo que la Serie ‘A’, ojalá que vuelva el equipo pronto para el beneficio de nuestra provincia y nuestra ciudad, y de todos mismo”.

Apoyo. “Todo depende del administrador del equipo, si tenemos una buena cabeza, un gran puntal donde ajuste tuerquitas en cuestión de técnicos, jugadores, de gente que vaya a ayudar al equipo, eso sería bueno, es indispensable que aparezca la gente que apoye porque, de un momento acá, he visto con mucha pena que no hay industrial que ayude a Olmedo, y todos sabemos que toda gestión se hace con dinero, porque esperar que nos de la Federación o la LigaPro es imposible, mientras no haya empresas, instituciones y gente que ayude económicamente al equipo, el administrador va a estar con las manos atadas”, argumentó Calderón. Hay otro factor que requiere de un análisis profundo, el hecho de que se hable de dos directivas en la Asociación de Fútbol repercute en el desarrollo deportivo, “es un problema porque debe haber una dirigencia que vele por el beneficio de los clubes y del fútbol de la provincia, si no hay una directiva en la Asociación que esté defendiendo la institucionalidad en el aspecto económico y en todo no va haber resultados”.

Marco Antonio Ojeda, autor del Himno ‘Yo yo sí soy hincha del Olmedo’, al referirse al tema dijo que es fundamental “partir en primer lugar desde la importancia que tiene el fútbol en Latinoamérica, Centroamérica y en Estados Unidos, es justamente porque el fútbol representa una entrada de dinero muy grande, tanto sea en publicidad, en la venta de jugadores, la gente que asiste al estadio, entonces el fútbol es una gran industria y en ese orden de cosas podemos decir que, al no haber fútbol profesional en Riobamba es una gran pérdida, pierde mucha la provincia, porque con el fútbol profesional viene mucha gente de afuera, se dinamiza la economía, ganan los dueños de los restaurantes, la gente que tiene sus pequeños puestos, vende todo el mundo algo; entonces, es una pérdida grande. Considero que Riobamba es una urbe futbolera, Chimborazo es una provincia que nos encanta el fútbol, y hemos podido ver que cuando Olmedo estaba bien faltaba estadio”, aseguró.

¡Fuera del contexto futbolero nacional!

Washington Tapia, dirigente de Andinas FC, equipo que interviene en la Liga Nacional de Futsal Femenino, dio a conocer, que “hay muchos puntos de vista que hay que analizar en el tema de ¿cuánto pierde la urbe sin fútbol profesional?”.
Análisis. El directivo puntualiza cuatro temáticas:
1.- Económicamente
2.- Turísticamente
3.- Comercialmente
4.- Motivacional.


“Económicamente pierden todos los sectores, mediante el fútbol se activan y sus negocios de igual manera con la venta de productos y servicios de cada local.
Turísticamente, ya que por el fútbol vienen personas con familiares enteras de diferentes ciudades que, a más de ver el fútbol, van conociendo muchos lugares turísticos de la ‘Ciudad de las Primicias’.


Comercialmente, ya que, por el fútbol, muchos locales, restaurantes, transporte y comercio informal se activan con la venta de sus servicios de cada local.


Motivacionalmente, ya que muchos niños, jóvenes y público en general pierden el gusto o atracción por el equipo o jugadores de su preferencia.


Emocionalmente, también, ya que los jóvenes, al tener un equipo profesional se motivan en practicar el mismo, tanto niños, jóvenes y adolescentes, y si hablamos del fútbol femenino es igual en todas las niñas; en fin, pierde toda la ciudad en todos los aspectos”.

Alfredo Sánchez, docente de la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo, en el área de Educación Física, dice que hablar de fútbol es hablar de todo. “La economía, la política, las novedades, las contrataciones nuevas, todo, en resumen, todo, porque el fútbol es eso, un conjunto de todo”.


En la mesa, a la hora de comer, siempre saldrá un tema o pregunta sobre el fútbol, en la esquina del barrio, “en la oficina, en el aula, en la mecánica, en la carpintería… en fin… el fútbol es eso, una pasión y un tema del día a día.
Así que si nos ponemos a analizar el fútbol conlleva tanto que sería mentir decir que mi ciudad no ha perdido nada si el único equipo que ha venido jugando en fútbol profesional en la Serie ‘A’ y luego en la ‘B’, el Olmedito, como le decimos todos quienes lo queremos, y hoy en día está en la Segunda Categoría”.


Y es muy evidente que surge la inquietud: ¿qué va hacer la señora de las naranjas que solía correr al mercado a comprar las docenas de esta exquisita fruta que, a más de calmar la sed y la ansiedad, servía para lanzarla al terreno de juego y querer quitar un poco la frustración de una mala decisión arbitral.


Y ahora, ¿qué va a pasar con esas papitas con cuero acompañadas de un rico ají casero que, al final, terminaba siendo un plato de papas con ají? Y las empanadas de moroooochiooooo, crujientes y bien preparadas; mi vecino del taxi, que seguro tenía sus siete carreras mínimas solo al estadio llevando a los panas”.


“Alguien me preguntó: ¿qué tanto afecta el no tener fútbol profesional?, y le respondo ¿qué tanto nos favorece?
Los hoteles, los mercados, las lavanderías, los que venden el gas, los que venden el agua, los señores transportistas, los señores de los medios de comunicación, todos en general somos favorecidos con el fútbol profesional y todos, al final, somos perjudicados si este ya no está.


El turismo: ahora para ver a esos equipos denominados grandes habrá que tomar un bus, ir en carro particular, y dejar nuestro dinero en nuestra hermana ciudad de Ambato. Riobamba y en sí toda la provincia ha perdido con el descenso de nuestro Centro Deportivo Olmedo. Vale decir lo que nuestros mayores suelen decir: nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Ojalá hagamos conciencia, y muestras nuevas autoridades y todos, en general, arrimemos el hombro y busquemos el regreso o el ascenso de algún equipo local o provincial y, así, la desesperación de aquellas familias que esperaban con ansias los fines de semana para vender algo y, de paso, ver el fútbol, vuelva a ser una realidad. Por ello antes de perder algo, debemos preguntar qué he ganado teniendo aquello y solo allí veremos la gran diferencia”.

Rufo Tello, docente de la Universidad Nacional de Chimborazo (Unach) y exdirigente de la Asociación de Fútbol, recordó que Riobamba ha sido escenario de torneos internacionales de fútbol en diferentes categorías, “pero, lamentablemente, por diferentes causas, nuestra ciudad y provincia, de a poco, ha quedado aislada de participar en el fútbol profesional: series ‘A’ y ‘B’.
Como la mayoría de equipos profesionales quizás se debe en muchos casos: a la falta de recursos económicos, sumado a malas administraciones, intromisión en la política, oportunismo de ciertos dirigentes, entre otras.
Las pérdidas son inmensas, desde el comerciante, el empresario, el emprendedor, los hinchas y el mismo jugador son los más afectados por esta penosa situación”.
Hoy, riobambeños y chimboracenses tienen que acudir a la pantalla chica para ver fútbol de las series ‘A’ y ‘B’, y están a la espera del inicio del Torneo de Ascenso.

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

GOOGLE NEWS

CANAL DE GOOGLE NEWS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí