Bus interprovincial de Chimborazo fue asaltado en plena vía

0

Segundo Yucta, un hombre de 52 años, buscaba celebrar las festividades de fin de año con su familia en Riobamba. Sin embargo, su viaje en transporte interprovincial se transformó en una experiencia aterradora cuando se convirtió en víctima de la delincuencia en las carreteras.

Bus interprovincial de Chimborazo fue asaltado
Bus interprovincial de Chimborazo fue asaltado. http://laprensa.com.ec

La odisea comenzó la noche del 30 de diciembre, cuando Yucta abordó el autobús de la cooperativa de transportes Patria, disco No. 59, en el terminal terrestre de Guayaquil. Como solía hacerlo, se sentó en las primeras filas del vehículo. A lo largo del trayecto, las paradas constantes para recoger pasajeros violaban la ley que solo permite subir o bajar pasajeros en sitios establecidos.

Fue en el desolado sector del anillo vial de El Triunfo donde la situación tomó un giro oscuro. A pesar de la falta de afluencia peatonal o vehicular, el conductor paró y gritó «¡a Riobamba, a Riobamba!», abriendo las puertas para permitir el ingreso de varias personas. En ese momento, tres individuos armados irrumpieron en el transporte, sembrando el terror entre los pasajeros.

Uno de los delincuentes se posicionó junto al conductor, obligándolo a seguir la marcha, mientras los otros dos se distribuyeron en distintas partes del vehículo. Las amenazas y maltratos comenzaron, exigiendo a los pasajeros sus pertenencias. “Me dijeron: ‘dame el celular y la plata’. Yo entregué mi celular pero no mi mochila, la cual contenía mi documentación, dinero en efectivo y artículos personales”. Algunos pasajeros escondieron sus celulares; a ellos, les dieron cachazos en la cabeza con el arma y los agredieron verbalmente. Cuando acabaron de requisar a los cerca de 35 pasajeros que viajaban en la unidad, se percataron de la maleta de Yucta. Entre forcejeos y resistencia, un disparo al aire sumió a los ciudadanos en pánico, llevando a Yucta a ceder su equipaje para salvaguardar su integridad. “Me golpearon con el arma en la cabeza, además, me amenazaron de muerte y me apuntaron con el revólver”.

Después del ataque, los asaltantes obligaron al conductor a detenerse y escaparon. El vehículo se detuvo cerca de Pallatanga, donde los pasajeros, con los celulares ocultos, llamaron al ECU-911. La Policía llegó diez minutos después. “Nos bajamos en el peaje, me lavé toda la sangre y vinimos para acá”.

Datos:

Reglamento: Art. 169.- En el transporte público de pasajeros, los conductores abrirán las puertas para dejar o recoger pasajeros en los sitios establecidos.

Cámaras apagadas: Yucta señala que al intentar revisar las cámaras del vehículo, las autoridades se percataron de que no habían grabado nada, ya que estaban apagadas. La Policía tomó sus declaraciones. 

Denuncia: El afectado presentó formalmente la denuncia ante la Fiscalía con el fin de establecer un precedente para este delito. Además, insta a las cooperativas a implementar medidas preventivas

Sigue a Diario La Prensa en nuestros canales:

WHATSAPP

CANAL DE WHATSAPP

TELEGRAM

CANAL DE INSTAGRAM

GOOGLE NEWS

CANAL DE GOOGLE NEWS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí